COLUMNA DE:
Angel Manero

Angel Manero

Ingeniero Agroindustrial con Maestría en Administración de Agronegocios. Consultor senior en Desarrollo Productivo y Negocios Agrarios.
25 junio 2013 | 02:03 pm Por: Angel Manero

UN BANCO PARA SENTARSE EN USIBAMBA

Sin Imagens

La semana pasada una editorial de un reconocido medio escrito se refirió al Banco Agropecuario en términos bastante duros respecto de su intención de ayudar a los productores cafetaleros afectados por la roya y bajos precios del café.

Posterior a esto tuve que viajar a Concepción, a la localidad de USIBAMBA donde se inauguraba la planta de quesos de Antolín Inga, quien con mucho esfuerzo acababa de implementarla. Esta planta acopia la producción de más de 300 ganaderos de la zona. 

Sentado en la mesa y observando el programa de la inauguración, pensaba que el negocio quesero ya no es el mismo de antes. Antes se hacía queso solo para evitar que la leche se malogre, ahora es un buen negocio hacer queso fresco y mejor aún si es madurado. Los altos contenidos sólidos de la leche en la zona permite obtener un kilo de queso con solo 6.5 litros de leche. 

Según cálculos del momento, el industrial gana no menos de tres soles por kilo de queso obtenido y allí se tiene capacidad para hacer 1,000 kilos al día. Es decir un negocio bastante interesante. Entonces pensaba que lo que necesitaba Antolín simplemente era producir la mayor cantidad posible (tenemos mercado) y para esto se requiere más leche de calidad y aquí la oportunidad de establecer una cadena productiva de hasta 1,000 ganaderos. 

Analizando los cuellos botella del negocio (tenía que hacerlo porque al final de la inauguración nos habían citado para ver cómo Sierra Exportadora iba a seguir apoyando este proyecto) encontramos que además de los temas de gestión, desarrollo de marca, habilitación de planta y aseguramiento de calidad; es vital el financiamiento. Lo que significaba para nosotros: recoger toda la información posible para presentarle a AGROBANCO la propuesta crediticia y se implemente una cadena productiva rentable. 

Muchos no entienden que el actual Banco Agropecuario es muy diferente del antiguo Banco Agrario. El actual Banco debe operar bajo la supervisión de la SBS al igual que cualquier Banco comercial y debe lograr un perfecto balance entre servir de desarrollo del sector y no perder dinero. A esto hay que sumarle resistir las presiones de los sectores políticos y gremiales. 

Muchos –incluyéndome- que he sido Director del Banco hace 7 años, hemos sido bastante escépticos sobre el futuro de AGROBANCO. Sin embargo, la actual administración nos ha demostrado que paso a paso es posible tener un Banco que hace desarrollo, que puede tener una excelente calificación de riesgo (B+), que puede ser sujeto de recibir líneas de financiamiento del exterior –como la obtenida del CITIBANK-, que puede ser muy ingenioso para sacar nuevos productos financieros como el programa 14, que puede ser un gran promotor del desarrollo de capacidades en el sector y tener más rapidez que la banca comercial para evaluar nuevas propuestas de negocios - como las que hemos enviado desde Sierra Exportadora -. 

De este modo nos cayó muy mal la crítica editorial, primero por mal intencionada y segundo por inexacta dado que el negocio crediticio cafetalero como cualquier negocio es susceptible de compras de deudas o refinanciación si el sujeto de crédito lo amerita. Lo importante para el Banco es tener una cartera diversificada en productos viables y en diferentes regiones o corredores logísticos. 

No podemos pedirle a AGROBANCO, las mismas tasas de morosidad o ratios del sistema financiero dado que por simple exposición - concentrarse en un solo sector: el agropecuario - estos ratios siempre van a estar por encima del promedio.

 En consecuencia, si el Banco opera como entidad de desarrollo y no pierde plata, los peruanos debemos darnos como bien pagados y no se debe atacar instituciones evidenciando un liberalismo que parece ser ilustrado… pero muchas veces inapropiado. Si todo fuera razonamiento economicista, hace mucho tiempo se hubieran hecho proyectos como Conga, Bear Creek y Tía Maria. 

25 de Junio del 2013