COLUMNA DE:
Angel Manero

Angel Manero

Ingeniero Agroindustrial con Maestría en Administración de Agronegocios. Consultor senior en Desarrollo Productivo y Negocios Agrarios.
27 agosto 2010 | 12:02 am Por: Angel Manero

Proyecto Marañón

Sin Imagens

 

En los últimos días me sorprendió la noticia de la presentación en Brasil del proyecto Marañón por parte del Presidente García. No tenía conocimiento de este proyecto, la sorpresa ha sido mayor cuando al leer la nota se menciona que hace dos años la bancada aprista presentó el proyecto de ley para declarar de interés nacional esta gran obra hidroenergética. 

Este proyecto, del cual menciona el diario oficial, irrigaría tres millones de hectáreas de las regiones de Ancash, La Libertad y Lambayeque;  generaría nada menos que 10,000 Mw de electricidad (12 veces el Mantaro en sus dos etapas) y costaría USD 4,775 millones. Sería el más grande proyecto de desarrollo de infraestructura en la historia del Perú.  

Aunque a cifras gruesas y considerando que para generar un Mw de potencia, en promedio, se requiere una inversión mínima de un millón de dólares, este proyecto costaría al menos USD 10,000 millones; claro que mucho mejor seria si los estudios técnicos demuestran que sólo se necesitan los USD 4,775 millones, puesto que sería muy rentable sólo con la generación eléctrica y no requeriría ningún aporte de fondos públicos. 

Pero números aparte bien valdría la pena atraer, gestionar y aportar esa inversión. Tres millones de nuevas hectáreas irrigadas más que duplicaría la superficie actual bajo riego del país (2.5 millones de hectáreas). Tres millones de hectáreas irrigadas, donde se puedan aprovechar los llanos desiertos costeros, significaría para el Perú tener una extensión privilegiada para cultivos industriales en una zona que tiene uno de los mejores climas del mundo.  

Menciono cultivos industriales porque son los únicos que pueden ocupar tamañas extensiones.  Una dupla de caña para etanol y soja para aceite podrían desarrollarse rápidamente. Brasil por ejemplo posee 9 millones de hectáreas sólo en caña de azúcar y en soja debe superar los 21 millones. Aquí tendríamos la ventaja de tener altísimos rendimientos y cosechas en contraestación. 

Este proyecto suena maravilloso y bien vale la pena la declaratoria de interés nacional, se deben hacer los estudios técnicos para luego convocar inversionistas. El Perú ya está para este tipo de proyectos, para entrar a las grandes ligas, sin tener dudas ni complejos de minimalismo. 

Tampoco sea una traba el MEF con su SNIP, construyamos la infraestructura del futuro, el desarrollo económico vendrá por sí solo, irrigaciones que aseguren el recurso del futuro (el agua) no tienen pierde. 

Dicho lo anterior y a diferencia de anteriores críticas, esta vez hay que felicitar la iniciativa de la bancada aprista y el ímpetu que le pueda poner el presidente para que esta megaobra, la más grande de la historia del país y que será para el agro, vaya tomando forma. Que no se crucen en el camino de este futuro maravilloso los sabiondos funcionarios del MEF.