COLUMNA DE:
Angel Manero

Angel Manero

Ingeniero Agroindustrial con Maestría en Administración de Agronegocios. Consultor senior en Desarrollo Productivo y Negocios Agrarios.
26 agosto 2013 | 12:57 pm Por: Angel Manero

La industria del mango

Sin Imagens

Las cinco últimas campañas de exportación de mango se han caracterizado por la sobreoferta de la fruta, que acaba por deprimir los precios en chacra para el agricultor. La situación es crítica si consideramos que parte de las actuales 20 mil hectáreas de mango de exportación (variedades Kent, Haden, Tommy) ingresarán a fase de mayor producción, lo que nos llevará a tener una oferta de mango exportable de más de 300 mil toneladas por campaña (una sola cosecha al año).

Existe consenso en que el mercado de frescos se complica cada vez que superamos las 100 mil TM en envíos, por lo que la industria siempre ha sido una opción deseada para orientar la fruta no exportada. Aunque un escenario mejor sería conseguir que la industria permita regular los envíos y evitar sobreoferta en el mercado de frescos.

La primera industria desarrollada para el mango Kent, que es la variedad que predomina, fue la de las pulpas concentradas. Sin embargo, esta variedad no tiene ni el aroma ni el sabor del mango criollo, por lo que su demanda es bastante pequeña y sin crecimiento importante.

La segunda industria desarrollada fue la de los congelados, de los cuales exportamos cerca de 20,000 TM, que en términos de fruta fresca absorbe 60,000 TM por campaña.

La tercera industria desarrollada fue la del mango deshidratado, de los cuales exportamos cerca de 220 TM, lo que en términos de fruta fresca absorbe cerca de 3,000 TM por campaña.

Adicionalmente, habría que precisar que tanto la industria de congelados como deshidratados son competitivas en costos y difícilmente pagan más de 0.15 USD/Kg de fruta al agricultor. Asimismo, el mercado nacional de fruta fresca no demanda más de 30,000 TM por campaña.

Existen industrias potenciales como la de los “fresh cut” que envasan el mango fresco cortado listo para su consumo y venta en autoservicios y “fast food”, sin embargo esta alternativa requiere de mucho desarrollo de mercado aún.

Indudablemente la situación para los productores de mango será crítica los siguientes cinco años. Dado que el crecimiento natural de los mercados internacionales (3 ó 4% anual) muchas veces se ven afectados por temporadas climáticas frías que afectan la demanda, adicionalmente ya es un hecho que las ofertas de Piura y Motupe se han unido estacionalmente, lo cual complica la campaña generando picos de alto abastecimiento.

Bajo este escenario a los productores de mango nos les queda más que resistir. Las fuerzas de mercado harán que se convierta parte de los cultivos vía venta de tierras y además la industria se irá consolidando en tener menos exportadores y con mayor poder de mercado para controlar los envíos.

Desde el sector gubernamental queda ayudar a los exportadores a desarrollar mercados para aumentar la demanda, principalmente para el mango congelado y deshidratado. Adicionalmente un programa de fomento para la reconversión de cultivos, también ayudaría.

Lima, 21 de Agosto del 2013