COLUMNA DE:
Angel Manero

Angel Manero

20 marzo 2020 | 09:20 am Por: Angel Manero

AGRO Y EL COVID 19

AGRO Y EL COVID 19
Estamos en plena “cuarentena temporal” de dos semanas y el mejor escenario que podemos tener es que con el esfuerzo de todos y la gracia de Dios, ésta funcione; que lleguemos a fin de mes con una reducción sustancial de nuevos infectados o que sea idealmente cero. De allí debemos contar 14 días para recién poder levantar la cuarentena, puesto que es el periodo en que puede permanecer latente el virus en nuestro organismo sin mostrar síntomas. Es decir, estamos hablando de una cuarentena de 30 días en el mejor de los casos. De allí se supone que podemos volver a cierta normalidad, aunque siempre con medidas de control para que el virus no ingrese por nuestras fronteras ya sea por los medios de transporte convencional o por ingresos ilegales de personas. La idea es resistir al máximo hasta que llegue la vacuna.

El gobierno ha asignado 380 soles para tres millones de familias vulnerables, para que puedan subsistir en estas dos semanas, allí van 1,140 millones de soles, estimo que la primera quincena de abril volverá a dar otro bono similar totalizando S/ 2,280 millones; lo cual no llega ni al 0.03% del PBI. Pero un mes de paralización del sector privado, resta varios puntos porcentuales a nuestra economía.

En estos últimos días se cortó la campaña de exportación de mangos, la misma que ya tenía un avance de más del 90% y clientes del extranjero desesperados por recibir nuestra fruta (el mundo necesita alimentos) las empresas tenían problemas porque en la práctica el toque de queda, y comprensiblemente, la policía limitan la movilización del personal; además muchas personas no querían ir a trabajar y está el miedo de las empresas de ser lapidadas en caso algún trabajador, o los familiares de ellos, lleguen a perder la vida con el COVID 19.

Este mes, también debe empezar la campaña de palta, aunque supongo que retrasará su inicio esperando el fin de la cuarentena. La palta resiste en el árbol unos 45 a 60 días. En abril ya empieza parte de la campaña de cítricos; los espárragos y arándanos están más tirados a la segunda mitad del año.

El punto es que un país como el Perú difícilmente resiste una cuarentena prolongada. El caos social de la paralización del sector privado haría muy difícil mantener el orden público pues proliferarán saqueos e irrespeto a la ley, por lo que todos los peruanos tenemos el deber de hacer nuestro mejor esfuerzo estos 30 días.

También hay tareas que debe cumplir el Ministerio de Agricultura y no lo esta haciendo. Por ejemplo, estos días y la próxima semana vamos a ver continuas alzas de precios en los alimentos. Estas alzas no son generadas por la escasez sino porque las limitaciones a salir de casa, motivan que se compre para toda la semana, entonces se genera escasez momentánea. El Ministerio debe monitorear los mercados constantemente e instruir a la población sobre qué producto empieza a subir de precio, para que la gente deje de comprarlos y opte por algún sustituto; verán que en unos días los precios se normalizan y no tendremos problemas.

El MINAGRI debe monitorear cada empresa agroexportadora para evaluar los cuellos de botella y tener una idea más cercana del problema. Tener en cuenta que la actividad exportadora permite dinamizar algunos servicios conexos como el transporte, que guarda relación con el agro tradicional. La carga por general es de un solo sentido y en el otro sentido se complementan con los diversos sectores. Pero si la economía está parada, traer los alimentos del pequeño agricultor a los mercados costeños será más costoso.

Adicionalmente, debemos tener presente que la anemia puede desbordarse en este periodo, por lo que no es mala idea pensar en algún programa social que entregue alimentos ricos en hierro. En ese sentido el programa a “Comer Pescado” debería relanzarse estos días.

Se necesita liderazgo en cada sector del gobierno, liderazgo que pasa por tener personas especializadas en cada puesto. Hemos estado acostumbrados a ver un Ministerio de Agricultura relacionado a descolmatar ríos y no un Ministerio promotor de la competitividad de los productos agropecuarios y de la seguridad alimentaria.