02 noviembre 2017 | 09:25 am Por: Agraria.pe Redacción

Nutrición y salud

Betarraga, el “milagro colorado”

Betarraga, el “milagro colorado”

Ya sea en forma de jugo o cocida, la betarraga –también conocida como remolacha-, es un tubérculo muy saludable. ¿Qué propiedades posee? ¿Cómo es posible disfrutarla culinariamiente? 

(Agraria.pe) Para muchos es una verdura aburrida, pero es un gran error. La betarraga fue llevada por los romanos a países como Alemania. Al principio se usaban sus hojas, pero a partir del siglo XVI, la cocina alemana empezó a utilizar su raíz, el tubérculo.

Cocineros modernos concedieron a la remolacha un nuevo respeto. Su jugo color rojo sangre es usado por ejemplo para aliñar sus ensaladas.

La betarraga incrementa la producción de glóbulos rojos ya que es rica en minerales, vitaminas  y ácido fólico. La vitamina B es esencial para la formación de los hematíes de la sangre. Además, la betarraga contiene betanina. 

“La betanina es el colorante rojo de la remolacha; se usa para dar color a mermeladas, salsas y dulces, pero también tiene propiedades muy saludables. Es un antioxidante capaz de proteger las células contra posibles influencias nocivas; pertenece al grupo de polifenoles y sustancias anticancerígenas que reducen también el riesgo de enfermedades cardiovasculares”, explica Karin Riemann, experta en nutrición.

Un consejo para que al hervir la remolacha no se pierda su tinte: se pela después de cocer cuando está tibia, allí la piel se desprende fácilmente con las manos usando guantes de goma o desechables.

La betarraga precocida es el ingrediente principal de la típica sopa rusa de verduras Borscht; se agrega al final, después del apio, el colinabo y las zanahorias. Se cocina a fuego lento durante 20 minutos y se sirve con hongos frescos y nata líquida. Un plato muy sano.

“Con la betarraga sucede lo mismo que con los temas vegetales, al cocinarlos una parte de sus propiedades se pierde. El ácido fólico por ejemplo es muy sensible al calor, así como algunas vitaminas, pero también posee pigmentos carotenoides que son muy resistentes al calor. Por eso es recomendable mezclar verduras crudas y cocidas”, explica Riemann.

Existe además un postre en que la remolacha se usa cruda, tan solo se carameliza el azúcar, a este se le agrega jugo de manzana y cereza, pero el ingrediente principal es el jugo de remolacha, particularmente saludable según demuestran estudios recientes. De hecho, medio litro es suficiente para bajar la presión arterial en solo una hora. Responsable de ello no es el colorante ni las vitaminas, sino el nitrato.

“El nitrato siempre fue visto por los científicos con ojos críticos, las plantas lo absorben con el abono y lo enriquecen. En el cuerpo puede convertirse en nitrito o en nitrosaminas cancerígenas, pero también existen estudios recientes que demuestran que el nitrato puede tener efectos positivos, ayuda a dilatar los vasos sanguíneos con lo cual desciende la hipertensión. Como siempre lo importante es encontrar la dosis adecuada, algo que todavía se desconoce”, dice finalmente la especialista.

Por ello, la conclusión es simple: comer remolacha moderadamente es bueno para la salud.

Fuente: Deutsche Welle