25 febrero 2020 | 08:31 am Por: José Carlos León Carrasco

Señaló la especialista en Insumos Agrícolas del Senasa, Jenny Malpartida

“Riesgos en el uso de metamidofos son mayores a sus beneficios”

“Riesgos en el uso de metamidofos son mayores a sus beneficios”
Al ser los plaguicidas de banda roja los de mayor toxicidad, tendrían que salir del mercado.

(Agraria.pe) Desde el 15 de febrero último, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) prohibió la importación de plaguicidas de uso agrícola que contengan el ingrediente activo Metamidofos (solo la mercancia que está en tránsito antes de esa fecha podrá ingresar a nuestro territorio). Asimismo, a partir del 30 de noviembre de este año, está totalmente prohibida la comercialización, uso, almacenamiento, fabricación y distribución de dicho producto.

Agraria.pe conversó con la especialista en Insumos Agrícolas del Senasa, Jenny Malpartida, quien indicó que dicha medida se tomó a raíz de una evaluación realizada a este plaguicida químico de uso agrícola, donde se evaluó los riegos que presenta para el ambiente y la salud humana.

Destacó que el metamidofos es un insecticida que pertenece al grupo de plaguicidas organofosforados y tiene efecto en el ser humano ya que puede afectar su sistema nervioso. Además, es considerado una sustancia altamente tóxica en aves y abejas; asimismo, por su alto riesgo ecotoxicológico en organismos acuáticos y por su persistencia en cuerpos de agua, es perjudicial para la conservación de la vida acuática.

“Todo lo expuesto hace que el riesgo en el uso de este producto sea mayor a sus beneficios. Parte de la labor del Senasa es velar por la salud del consumidor y el ambiente, por eso se tomó la decisión de prohibir su importación y su uso en todo ambito”, sostuvo.

Señaló que el Senasa, así como la Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios (DGAAA) del Minagri y la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) del Ministerio de Salud, constantemente evalúan los plaguicidas de uso agrícola para conocer sus efectos y en caso se detecte algún riesgo se toma la mejor decisión como el retiro del mercado.

“Sabemos que hay muchos plaguicidas antiguos que en su momento no se hicieron los estudios correspondientes, sin embargo con las nuevas técnicas y reportes sabemos que pueden presentar mayores riesgos a los que inicialmente fueron reportados por eso es que siempre hacemos evaluación de riesgos” manifestó.

Jenny Malpartida indicó que existen otros grupos de plaguicidas (además de los organofosforados) que han sido prohibidos por el Senasa. Además, advirtió que dentro de la familia de los organofosforados hay niveles de toxicidad

“Un ingrediente activo conlleva un nivel de riesgo que tiene que ver con la toxicidad y la banda que representa. Muchos plaguicidas que no son de este grupo organofosforados también son identificados con la etiqueta roja. Todo plaguicida identificado con banda roja debe tener una mayor precaución para su uso”, comentó.

Agregó que dentro de la lista de plaguicidas que tiene el Senasa hay varias opciones para elegir. En un rango de menor a mayor toxicidad, las bandas de identificación son verde, azul, amarrilla y las más tóxicas son las rojas, que debido a su mayor toxicidad tendrían que salir del mercado.

En ese sentido, dijo que el Senasa establece que los plaguicidas de banda roja son exclusivos incluso en su adquisición, eso quiere decir que si un agricultor despues de una evaluación establece que requiere un plaguicida de banda roja tiene que previamente contar con la aprobación de un ingeniero agrónomo que le otorgará la prescripción para adquirirlo. “Si no cuenta con esta prescripción no puede adquirirlo en un establecimiento comercial”.
 
Etiquetas: plaguicidas , Senasa
Más de: Salud y Sanidad