04 noviembre 2019 | 10:21 am Por: José Carlos León Carrasco

Señaló el director ejecutivo de AGAP, Gabriel Amaro

Incertidumbre sobre lo que sucedería con la Ley de Promoción Agraria hizo que empresas agroindustriales peruanas inviertan en otros países y no acá

Incertidumbre sobre lo que sucedería con la Ley de Promoción Agraria hizo que empresas agroindustriales peruanas inviertan en otros países y no acá
Son 9 proyectos de irrigación que contempla desarrollar nuestro país para incrementar en 430 mil hectáreas la frontera agrícola (250 mil hectáreas nuevas y 180 mil hectáreas mejoradas), los cuáles están paralizados.

(Agraria.pe) Es saludable que las empresas agroindustriales peruanas desarrollen sus operaciones agrícolas en otros países, pero se pudo invertir más acá y acelerar sus inversiones en el Perú, señaló el director ejecutivo de la Asociación de Gremios de Productores Agrarios del Perú (AGAP), Gabriel Amaro Alzamora.

En ese sentido, dijo que debe llamarnos la atención que las empresas tengan que esperar las decisiones de las autoridades políticas para poder invertir. “Ningún sector económico en ninguna parte del mundo arriesga en invertir si no tiene un clima de negocio adecuado, estable y a largo plazo”, sostuvo

Agregó que nuestro país tiene todas las condiciones (clima, tierras, agua, mano de obra) para desarrollar una agricultura de primer mundo, si a eso se le agrega un marco jurídico adecuado para atraer inversión y mantener inversión en el país, es el clima de negocio perfecto; sin embargo en los últimos años hubo incertidumbre sobre lo que sucedería luego que culmine la vigencia de la Ley de Promoción Agraria en el 2021. Recordó que las inversiones en el sector son a largo plazo.

Asimismo, dijo que son 9 proyectos de irrigación que contempla desarrollar nuestro país para incrementar en 430 mil hectáreas la frontera agrícola (250 mil hectáreas nuevas y 180 mil hectáreas mejoradas), los cuáles están paralizados.

“Si ya tuviesemos, como debió haber sido, Majes II resuelto ya habrían empresas invirtiendo en esas tierras y probablemente produciendo en estos momentos. Majes II nos ayudará a probar otros tipos de cultivo y nos permite ampliar las ventanas comerciales. Sí hay oportunidades para las inversiones locales y extranjeras”, comentó.

El director ejecutivo de AGAP, dijo que si tuvieramos esas 430 mil hectáreas más en producción, habría pleno empleo en las zonas donde se desarrollarán esos proyectos (como en Ica).

Datos

. AGAP estima que las nuevas tierras generadas por los proyectos de irrigación atraerían en los primeros años inversiones privadas en el sector por más de US$ 20.000 millones. Además, generarían más de 500 mil empleos directos en el sector.

. Como se recuerda, el 20 de septiembre de este año, el Congreso de la República aprobó la ampliación la Ley de Promoción Agraria, por diez años más (hasta 2031), sin embargo la norma no fue promulgada.