03 abril 2020 | 08:46 am Por: Edwin Ramos

Sostuvo Hugo Pérez, director comercial de la empresa

Grupo Andina: Como gremio de proveedores debemos ser solidarios y apostar a los negocios a largo plazo

Grupo Andina: Como gremio de proveedores debemos ser solidarios y apostar a los negocios a largo plazo
Si bien el negocio de agroquímicos en general está recibiendo un golpe importante en el mes de marzo, el ejecutivo de Grupo Andina considera que se puede retomar impulso tras la emergencia y volver a crecer. Su estrategia de previsión y buena distribución lo ayuda a afrontar con éxito la coyuntura.

(Agraria.pe) La coyuntura de emergencia que el mundo está atravesando deja en claro que la agricultura, como fuente de alimentos, es una de las pocas actividades que no se pueden detener. Por ello, Hugo Pérez, director comercial de Grupo Andina, resalta que en esta situación, tomando las medidas de protección, la cadena de comercialización de productos para la protección de cultivos está haciendo el esfuerzo para que los agriultores cuenten con los productos que necesitan.

“Si bien nuestra parte administrativa trabaja ahora por vía remota, nuestras distintas bodegas en diversas zonas del país y nuestra repartición de productos está funcionando de forma normal”, comenta.

Sin embargo, no por ello el sector saldrá indemne de esta coyuntura, puesto que, estima, la caída en el mercado de agroquímicos sería de un 45% en marzo, tras un primer bimestre que venía mostrando incrementos considerables. Aun así, Pérez cree que puede sostener la proyección inicial de crecimiento de 30% para la empresa en el 2020 con una apuesta por recuperarse rápidamente tras la emergencia. En un marco más amplio, la vista a largo plazo sigue siendo alcanzar un crecimiento notable hacia el 2025 en el mercado de agroindustria luego de estar ya consolidados en el sector tradicional.

“A medida que va pasando el tiempo vemos una pequeña recuperación, y ahora está volviendo a retomar un poco el tema, pero sin duda esto va a afectar enormemente lo que es la ventas del negocio tradicional sobre todo, más que el negocio de agroindustria que tiene una responsabilidad con su cliente externo para cumplir los programas. Ellos se ven menos afectados que la agricultura tradicional, me refiero al arroz, maíz, papa, etcétera”, complementa.

Para el ejecutivo de Grupo Andina, el estado de emergencia toma a los cultivos en distinto pie, por ejemplo, apunta que en cuanto a la uva y el arándano, no hay en este momento un gran requerimiento de mano de obra pues se encuentran en etapa de poda, por lo que que quienes adelantaron sus tareas no deberían tener problemas. El panorama es distinto en cambio en el caso los cítricos y paltos que sí están en temporada de cosecha. Una situación así revela la importancia de planificar las labores y adelantarse a las contingencias, agenciarse de los productos necesarios y tener buena comunicación con los proveedores para coordinar fechas de entregas. En ese ánimo, estima que probablemente tras la emergencia los productos que ayudan a combatir el estrés de la planta, a recuperarla o foliares, podrían tener algún repunte.

Por todas estas consideraciones, refiere que sería importante que el Gobierno considere un estímulo para el sector tradicional que es el más vulnerable actualmente. Del lado de la agroindustria solo se necesita que se le permita trabajar. En ese aspecto el apoyo del sector de productos para el cuidado de cultivos es fundamental y, de hecho, Grupo Andina logró adelantarse al distribuir a todas las zonas productoras del país sus productos que en un 80% provienen de su almacén de Lima. “Eso nos ha dado bastante ventaja y vemos que la industria lo está notando en el buen servicio que estamos brindando. Hasta el momento vamos bastante bien, despachando de buena manera”, agrega.

Finalmente, valora que la responsabilidad de la industria es darle toda la ayuda y facilidades a los productores. “Creo que como gremio de proveedores debemos ser solidarios, apostar a los negocios a largo plazo, no aprovechando ciertas situaciones. Lo principal es que como industria seamos solidarios, eso nos va a llevar a tener un negocio sano”.