15 julio 2019 | 08:43 am Por: Edwin Ramos

Informó Mario Alberto Salazar, presidente del directorio de la empresa

Agrícola y Ganadera Chavín de Huantar lanza bono en el MAV para impulsar automatización y valor agregado de sus productos

Agrícola y Ganadera Chavín de Huantar lanza bono en el MAV para impulsar automatización y valor agregado de sus productos
Ejecutivo relató a modo de ejemplo que antes empleaban 30 personas al día para pelar los mangos, labor que hoy realizan máquinas italianas que mantienen un nivel de eficiencia del 100% sin descanso. Además, resaltó que cuentan con producción todo el año en diversos productos gracias a sus vínculos con pequeños y medianos agricultores.

(Agraria.pe) Esta semana, Agrícola y Ganadera Chavín de Huantar lanzará a través del Mercado Alternativo de Valores (MAV) un bono de 4 millones de dólares por tres años para el que ha entregado como garantía hipotecaria una planta industrial. ¿Su objetivo? Contar con los recursos que le permitan seguir creciendo en base a la eficiencia y el valor agregado a sus productos.

Mario Alberto Salazar, presidente del directorio de la empresa, informó que la decisión se tomó porque los ciclos en el negocio agrícola se acaban, tal como está sucediendo con las uvas, que hoy se encuentran en proceso de recambio varietal. También prevé que ese escenario se presentará con otra estrella del sector como el arándano, un mercado que demandará en unos cinco años que las empresas sean más eficientes en sus costos. “Lo que necesitas a nivel interno (en la empresa) es crecimiento automatizado, reduciendo costos, producción con mayor valor agregado, ir al supermercado y preguntar al cliente qué empaque quiere, color, sabor, corte, ya no el mercado masivo sino más directo al consumidor. A eso vamos en Chavín con el bono”, declaró.

Agregó que hoy la empresa ya recibe pedidos específcos sobre, por ejemplo, paltas cortadas a la mitad con cáscara, lo cual implica un gran riesgo, ya que puede cargar rastros de tierra y originar enfermedades, por lo que se necesita un alto nivel de inocuidad.

Para esta sofisticación, el factor humano ha tenido que cambiar o ser reemplazado, pues la organización empleaba, por ejemplo, a 30 personas con cuchillo para pelar mango, a cada una de las cuales se pagaba 150 soles diarios. Este grupo ha sido reemplazado por máquinas italianas que son más eficientes y mantienen el túnel activo en un nivel de eficiencia del 100%. “El viernes, sábado y lunes la gente no asistía por ir a la fiesta...; mi túnel no trabajaba al 100% toda la semana al 100% de eficiencia. Esta automatización me permite, sin hacer una inversión de 3 a 4 millones de dólares en un nuevo túnel, ser más eficiente en mi operación”, dijo, alegando que este tipo de manejo representa el futuro de la agroindustria.

Diversificación e inclusión
El ejecutivo relató además que Chavín de Huantar ha logrado diversificar su canasta de productos con cultivos que se despachan todo el año y que no necesariamente son trabajados por ellos, sino por pequeños y medianos agricultores, con lo que ayudan a estos sectores a enlazarse con la movida agroexportadora. “Les otorgamos (a sus productos) valor agregado con procesos y certificaciones que respaldan su calidad y las ventas; eso es en lo que nos hemos enfocado…Este es un negocio que tiene futuro; tenemos una brecha larga que cubrir en alimentos saludables, sanos y listos para comer con valor agregado”, refirió.

Sobre el futuro de esta tendencia saludable, Salazar comentó que prevé en una evolución de las certificaicones que aseguren que se comercian productos de calidad en los que se evaluarán aspectos como el agua y la energía usada en sus procesos.

“Es una industria acorde con los tiempo modernos. Pensamos en contaminar menos, en fair trade, es una industria ejemplar. Nuestras prácticas miran el futuro porque somos una industria de alimentos. Algo que conseguimos en Chavín es la diversificación de productos y que nuestros flujos de caja sean parejos casi todo el año. Ahora estamos en campaña de palta, en 15 días de fresa, luego de espárrago, en dos meses de uva, mango… estamos en constante movimiento comercial y uso de nuestra infraestructura”, subrayó.

Datos

.Mario Alberto Salazar recordó que Chavín de Huantar tiene 20 años en el mercado e inició sus operaciones con espárrago. En 2001 construyó su primera procesadora de la hortaliza en Lima. En 2003 construyó su planta de congelados con dos túneles estáticos. En 2006 compró una planta en Sechín (Casma), donde construye áreas para congelados y frescos. Empezaron entonces con su expansión, agregando uvas, paltas y mangos.
.En 2011, la empresa fue reconocida por PromPerú como la mejor agroexportadora del país, y en 2013 se convirtió en la primera organización de este rubro en ingresar al Mercado Alternativo de Valores, buscando una fuente alternativa de financiamiento a los bancos.