24 junio 2020 | 09:55 am Por: Agraria.pe Redacción

Lambayeque

5.312 agricultores se beneficiarán con Proyecto de Erradicación de Mosca de la Fruta

5.312 agricultores se beneficiarán con Proyecto de Erradicación de Mosca de la Fruta
Senasa tiene instalada una red de monitoreo de 5.455 trampas en una superficie 23 mil hectáreas en cultivos mango, uva, arándano, palto, granada, ají paprika, limón, etc.

(Agraria.pe) El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), informó que en la región Lambayeque son 5.312 agricultores beneficiarios del Proyecto de Erradicación de Mosca de la fruta, entre los que se destacan pequeños productores y agroexportadores asociados.

En dicha región, la autoridad sanitaria tiene instalada una red de monitoreo de 5.455 trampas en una superficie 23 mil hectáreas en cultivos mango, uva, arándano, palto, granada, ají paprika, limón, etc.

A pesar de los efectos de la pandemia del coronavirus, la demanda de los productores de los valles hortofrutícolas de la región se ha mantenido, así como también la operatividad del personal de Mosca de la Fruta en campo.

A través de este programa, la autoridad sanitaria apunta a erradicar esta plaga, trayendo como beneficio, aumentar la producción hortofrutícola en la región; disminuir el costo de producción por aplicación química para el control de esta plaga en campo; así como disminuir la contaminación del medio ambiente.

Para el Responsable Operativo de Mosca de la Fruta de la Dirección Ejecutiva del Senasa Lambayeque, Sandro Sevilla Tiznado, dicha medida finalmente va a permitir a los productores tener un libre acceso al mercado nacional e internacional sin restricciones fitosanitarias.

“El daño que causa la infestación de mosca de la fruta en el campo es significativa, pues el agricultor ve reducida su ganancia al verse afectado por la plaga, su producto pierde calidad y por tanto sus ventas se van a ver perjudicadas”, manifestó.

Sevilla resalta que desde el 2019, dentro del proyecto se ha considerado atender toda la Región Lambayeque, y se ha dividido ésta en nueve zonas de producción, siendo las siguientes: Motupe, Olmos, Chiclayo, La Leche, Lambayeque, Zaña, Proyecto Olmos, Incahuasi y Cañarís.

El responsable del proyecto señala que mediante las actividades de vigilancia de mosca de la fruta, como es el trampeo y muestreo de frutos, el personal a cargo realiza visitas semanales a los predios de cada agricultor, verificando in situ la situación de la plaga y dejando fichas de recomendaciones técnicas para que el productor realice las actividades de manejo de la mosca de la fruta en su predio.

“También se realiza un trabajo conjunto con las agencias agrarias, juntas de usuarios, comisión de regantes, asociaciones de productores y comités agrarios de la Región. Es importante considerar la participación de los gobiernos regionales y locales dentro de la zona de influencia, ya que de acuerdo a la normativa vigente tienen la función de velar por la sanidad agraria y con el tiempo dar sostenibilidad al Proyecto”, señaló.

El especialista indica que el Proyecto de Erradicación de Mosca de la Fruta perteneciente al Programa de Desarrollo de Sanidad Agraria e Inocuidad Agroalimentaria (Prodesa) – Fase IV, pone énfasis en las actividades de capacitación y sensibilización dirigidas a los productores beneficiarios.

Cajamarca comprometida por una producción sin moscas de la fruta
Las acciones fitosanitarias para el control de moscas de la fruta que desarrolla el Senasa en la región, están orientadas a proteger la producción de frutas, verduras y hortalizas de 171.386 agricultores.

En este sentido, la autoridad sanitaria reactivó en su totalidad la vigilancia fitosanitaria de moscas de la fruta en 17.106 hectáreas de cultivos hortofrutícolas hospedantes de la plaga, las que son monitoreadas en un área de 169.882 hectáreas cultivadas, distribuidas en 11 provincias de la región.

El proyecto demanda un trabajo conjunto entre los productores y los servidores de campo del Senasa. Los primeros asumen el compromiso de aplicar el manejo integrado de plagas de moscas de la fruta en sus predios, en la medida que vayan siendo empoderados por los especialistas.

Mediante dicha articulación, Cajamarca obtendrá mejores resultados en la producción frutícola y mejores oportunidades para su comercialización, tanto en territorio nacional como internacional.

Los frutos cajamarquinos que traspasan fronteras hasta el momento son: mango, arándano, granadilla, palta y rocoto, procedente de pequeños productores organizados de San Pablo, Contumazá y Cajamarca, con destino a Bélgica, Alemania, Estados Unidos, Corea del Sur, Países Bajos, Italia y Francia.

Las principales rutas productivas de la región son los valles Alto Jequetepeque y Crisnejas que abarcan las provincias San Pablo, San Miguel, Cajamarca, Contumazá y Cajabamba. No obstante, las labores del proyecto PRODESA alcanzan a Chota, Hualgayoc, San Marcos, Celendín, Santa Cruz, Cutervo e incluso la provincia Bolívar (La Libertad).

 

Etiquetas: mosca de la fruta