26 enero 2021 | 09:02 am Por: José Carlos León Carrasco

En la campaña anterior producción global alcanzó 168.5 millones de sacos

USDA: Producción Mundial de café alcanzaría los 175.4 millones de sacos en la campaña 2020/2021

USDA: Producción Mundial de café alcanzaría los 175.4 millones de sacos en la campaña 2020/2021
Rabobank advierte que la producción mundial de café caería 4.5%, es decir, a 166.6 millones de sacos en la temporada 2021/2022; no obstante, esperan que la demanda aumente un 1.8%.

(Agraria.pe) En la campaña 2020/2021, la producción mundial de café alcanzaría los 175.4 millones de sacos (de 60 kilos cada saco), representando un incremento de 4.1% frente a los 168.5 millones de sacos producidos en la campaña anterior (2019/2020). Este crecimiento se explicaría por el aumento de la producción de café arábica.

Así lo indicó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en ingles), quien redujo ligeramente su estimación respecto a la realizada en junio del 2020 donde había proyectado una producción mundial de 176 millones de sacos para la campaña octubre 2020/ septiembre 2021.

Agregó que la producción mundial de café está concentrada en dos grandes especies: café arábico (101.9 millones de sacos en la campaña 2020/2021, que representa el 58% del total), que cuenta con variedades como la Typica, Bourbon, Caturra, Geisha, Blue Montain, entre otros; y café robusta (73.5 millones de sacos en la campaña 2020/2021, que representa el 42% del total), en la que resaltan variedades como Comilón, Kouilloi, Niaoulli y Uganda.

En décadas pasadas, alrededor de un 80% del café era de la variedad arábiga, debido a su alta calidad; sin embargo, con el transcurrir del tiempo, se ha incrementado el consumo de café robusta, debido a que viene mejorando su calidad; asimismo, su menor precio (ya que es fácil de producir) genera una mayor ganancia; también, la mejora en el proceso de limpieza al vapor permite que los tostadores utilicen mayor cantidad de robusta en sus mezclas.

USDA señaló que para la campaña 2020/2021 se proyecta que los diez principales productores de café en el mundo serán: Brasil con 67.9 millones de sacos (59.3 millones de sacos en la campaña anterior), Vietnam 30.2 millones de sacos (31.3 millones de sacos), Colombia 14.1 millones de sacos (13.8 millones de sacos), Indonesia 10.3 millones de sacos (10.7 millones de sacos), Etiopía 7.5 millones de sacos (7.45 millones de sacos), Honduras 6.12 millones de sacos (5.6 millones de sacos), India 5.31 millones de sacos (4.89 millones de sacos), Perú 4.45 millones de sacos (4.55 millones de sacos), Uganda 4.8 millones de sacos (4.25 millones de sacos) y México 3.9 millones de sacos (3.7 millones de sacos).

Perspectiva de café arábica y robusta
Se espera que en la campaña 2020/2021 se registre incremento de la producción mundial de café arábica en 7%, con un volumen de producción de 101.9 millones de sacos, una cifra récord que no se había alcanzado en esta última década.

Este fuerte incremento sería explicado por la participación creciente del primer productor mundial de café arábico, Brasil, que gracias a las buenas condiciones climáticas que se espera en la mayoría de las regiones cafeteras del país, apoyado en el buen cuajado de los frutos, su desarrollo y llenado, y con altos rendimientos, cuyas áreas productoras se encuentran en el nuevo ciclo de producción bienal (producción alta), se estima que acumulará un volumen de 47.8 millones de sacos, es decir 5.8 millones de sacos adicionales respecto a la campaña anterior.

En cuanto al café robusta, este insumo es utilizado principalmente en la industria del café instantáneo. La revisión de los estimados del USDA ajusta hacia la baja la producción de esta variedad —comparado con su proyección inicial en junio del 2020 (74.2 millones de sacos)—, ahora equivale a 73.5 millones de sacos, casi similar al volumen producido en la campaña anterior.

Vietnam es el principal productor mundial de café robusta con el 38% del total, esto es, 28 millones de sacos, con el ajuste a la baja realizado a la producción de Vietnam respecto a junio pasado (29.2 millones de sacos). Esta disminución de los estimados explicaría la caída de la producción mundial de este tipo de grano.

Los principales productores mundiales de café arábica para la campaña 2020/2021 serían: Brasil con 47.8 millones de sacos (42 millones de sacos en la campaña 2019/2020), Colombia 14.1 millones de sacos (14.1 millones de sacos), Etiopía 7.5 millones de sacos (7.45 millones de sacos), Honduras 6.12 millones de sacos (5.4 millones de sacos), Perú 4.45 millones de sacos (4.55 millones de sacos), Guatemala 3.4 millones de sacos (3.2 millones de sacos), México 3.3 millones de sacos (3.15 millones de sacos), Nicaragua 2.5 millones de sacos (2.6 millones de sacos), China 2 millones de sacos (1.9 millones de sacos) e India 1.5 millones de sacos (1.45 millones de sacos).

Por su parte, los mayores productores de café robusta en el mundo en la campaña 2020/2021 serían: Vietnam con 28 millones de sacos (30.2 millones de sacos en la campaña anterior), Brasil 20.1 millones de sacos (18.5 millones de sacos), Indonesia 9.4 millones de sacos (9.45 millones de sacos), Uganda 4 millones de sacos (3.5 millones de sacos), India 3.75 millones de sacos (3.51 millones de sacos), Malasia 2 millones de sacos (1.9 millones de sacos), Costa de Marfil 1.8 millones de sacos (1.72 millones de sacos), Tanzania 650 mil sacos (600 mil sacos), México 660 mil sacos (550 mil sacos) y Tailandia 600 mil sacos (700 mil sacos).

Demanda mundial de café
De acuerdo con las cifras proporcionadas por el USDA, en la campaña 2019/2020, la pandemia de Covid-19 afectó sensiblemente el consumo mundial de café, lo cual se reflejaría en una caída aproximada de 2.1 millones de sacos, por lo que se registra un volumen de consumo de 162.8 millones de sacos (-1.3%) frente a los 164.9 millones de sacos consumidos en la campaña 2018/2019.

Un ejemplo de este impacto fue que, a raíz del Covid-19, empresas como Starbucks o KFC suspendieron la apertura de cientos de nuevas tiendas en China Continental. Esta situación de inamovilidad de las personas y su confinamiento en sus domicilios; así como el cierre del canal Horeca (hoteles, restaurantes y catering) también habría impactado negativamente en muchos estados y países miembros de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países emergentes.

Es cierto que ha subido el consumo en casa, pero se ha producido un giro a cafés más baratos, al café instantáneo, debido a que los consumidores están reduciendo sus gastos. Dos factores combinados, como el teletrabajo y cierre parcial o total de las cafeterías, restaurantes, hostelería, han motivado esta transformación drástica en el consumo de café.

En el 2019 el 82% del café consumido en todo el mundo se sirvió en restaurantes y cafeterías, en el 2020 ese porcentaje descendió al 78%. El apogeo del autoservicio disparó en un tiempo las ventas directas de café soluble, en cápsula o en grano y de la maquinaria para prepararlo.

Un reportaje de The Wall Street Journal ilustra que, en Estados Unidos (el principal mercado), las ventas de café empaquetado son hoy un 10% más altas que en la misma fecha del año pasado. Es un producto que tradicionalmente ha crecido a un ritmo lento, del 2% interanual, por debajo del ofrecido en la hostelería. Sin embargo, la pandemia ha cambiado la tendencia, puesto que el café en casa de toda la vida o en formatos modernos está ganando terreno y espoleando nuevos patrones de consumo.

Del total del consumo mundial de café en la campaña 2019/2020 (162.8 millones de sacos), la Unión Europea concentró el 28% del total, Estados Unidos demandó el 16%, Brasil 14%, Japón 5%, Filipinas 4%, Rusia 3%, Canadá 3%, Indonesia 3%, otros 24%.

Para la campaña 2020/2021, se proyecta una demanda mundial de 165.4 millones de sacos, lo que representaría un incremento de 1.6% (2.5 millones de sacos adicionales) respecto a lo consumido en la campaña anterior (162.8 millones de sacos), volumen nunca alcanzado en los últimos años, lo cual señalaría el retorno a la tendencia creciente del consumo, después de haber sufrido el impacto del Covid-19.

Los países que explicarían este nuevo comportamiento del consumo serían, en primer lugar, el mayor demandante de café en grano, la Unión Europea, que aumentaría su demanda en 325 mil sacos, cifra bastante moderada, con lo cual registra un volumen total de 45.8 millones de sacos; seguido por Estados Unidos que estima un incremento de su consumo en 557 mil sacos, que sumaría un consumo total de 26.6 millones de sacos (2.1% de aumento respecto a la campaña anterior).

Otros mercados que demandarán importantes volúmenes de café en la campaña 2020/2021 son: Brasil con 23.5 millones de sacos (23.5 millones de sacos en la campaña anterior), Japón 7.99 millones de sacos (7.61 millones de sacos), Filipinas 6.12 millones de sacos (6.12 millones de sacos), Canadá 5 millones de sacos (4.8 millones de sacos), Rusia 4.8 millones de sacos (4.6 millones de sacos), Indonesia 4.45 millones de sacos (4.9 millones de sacos), Etiopía 3.4 millones de sacos (3.14 millones de sacos), China 3.35 millones de sacos (3.25 millones de sacos), Vietnam 3.25 millones de sacos (3.10 millones de sacos), Corea del Sur 3.02 millones de sacos (2.98 millones de sacos), México 2.73 millones de sacos (2.65 millones de sacos), Argelia 2.24 millones de sacos (2.04 millones de sacos), Australia 2.1 millones de sacos (1.96 millones de sacos).

Algunos especialistas del sector indican que la pandemia de Covid-19 socavaría la demanda de café y causaría un exceso de oferta; asimismo, esta escasa demanda de café impulsaría el excedente mundial de café de 2020/2021, equivalente a 7 millones de sacos, que corresponde a más del doble de la proyección de agosto de 3.2 millones de sacos. Las crecientes infecciones por Covid-19 en todo el mundo han llevado a los gobiernos a imponer nuevas restricciones que han frenado el consumo.

Comercio Mundial
Según la última revisión del USDA, en la campaña 2019/2020 se habrían exportado a nivel mundial 135.2 millones de sacos de café, mostrando una caída de -4.3% respecto a la campaña 2018/2019 (141.2 millones de sacos), debido a la menor oferta exportable, básicamente de la variedad arábica, así como desincentivados por los bajos precios internacionales y por el impacto del Covid-19.

 Los proveedores que se estima han declinado fuertemente en sus exportaciones en la campaña 2019/2020 fueron Brasil y Vietnam. Ambos países disminuyeron sus ventas por un volumen conjunto de 2.2 millones de sacos. A esto se suman las menores exportaciones de casi todos los países de América Latina, básicamente de café arábico. También, se observa una ligera caída de las exportaciones de Uganda, Etiopía, Costa de Marfil y Malasia, de la variedad robusta. Solo la Unión Europea (comercializador) e Indonesia mostrarían un crecimiento de sus exportaciones.

El Perú se ha mantenido entre los 10 países exportadores más importantes de café en el mundo (se posicionó en el octavo lugar), con 4.26 millones de sacos, aunque se estima una ligera caída de sus exportaciones (2.2%, respecto a la campaña previa).

Respecto a las formas de presentación de café, en la campaña 2019/2020, el USDA ha estimado en 85% el volumen de las exportaciones de café en grano, un 12% bajo la presentación de café soluble y un 3% como café tostado. Así, la mayor parte fue exportada por Brasil, Vietnam y Colombia, lo cual representa en conjunto el 58% de las exportaciones totales.

En la nueva campaña 2020/2021, el USDA estima en 138.4 millones de sacos el volumen de las exportaciones, 2.4% más que las exportaciones realizadas en la campaña anterior (135.2 millones de sacos), que se explica por la mayor producción mundial, la recuperación de las exportaciones brasileñas en 1.9% debido a la mayor oferta por estar ingresando a su período de alta producción bienal de café arábico, además de que se esperaría una producción récord de café robusta.

En el caso de café robusta, la recuperación de las exportaciones de Vietnam sería con apenas 0.9%, debido a la menor disponibilidad de oferta exportable; mientras que se espera que Uganda aumente su volumen exportable en 12.5% y Costa de Marfil 3.6%.

En la campaña 2020/2021 las exportaciones de café (grano, tostado y soluble) ascenderían a: Brasil 41 millones de sacos (40.2 millones de sacos en la campaña 2019/2020), Vietnam 26.65 millones de sacos (26.4 millones de sacos), Colombia 13.6 millones de sacos (13 millones de sacos), Indonesia 7 millones de sacos (7.15 millones de sacos), Honduras 5.57 millones de sacos (4.9 millones de sacos), India 5.46 millones de sacos (5.25 millones de sacos), Uganda 4.5 millones de sacos (4 millones de sacos), Perú 4.26 millones de sacos (4.36 millones de sacos), Etiopia 4.15 millones de sacos (4.10 millones de sacos), Guatemala 3.40 millones de sacos (3.20 millones de sacos) , entre otros.

Por otro lado, los principales mercados demandantes de café son la Unión Europea y Estados Unidos. El primero representa el 37% del total importado y el segundo, 20% en promedio. Le siguen, pero muy por debajo, países como Japón, Filipinas, Canadá, Rusia, Suiza, etc.

En la campaña 2020/2021, se estima que la importación mundial de café alcance los 133 millones de sacos, registrando un incremento de 4.2% en comparación a los 127.65 millones de sacos importados en la campaña previa (2019/2020), debido al crecimiento de las compras de Estados Unidos en 8.4% (a 27.1 millones de sacos) y Japón en 7% (a 7.8 millones de sacos). En tanto, para la Unión Europea, el más importante comprador de café, se estima en 3.9% el crecimiento de sus importaciones, con un volumen de 49 millones de sacos.

Perspectivas a largo plazo
Para la campaña 2021/2022, algunas entidades se han adelantado en proyectar estimaciones de producción de café. El banco Rabobank advierte que la producción mundial de café caería 4.5%, es decir, a 166.6 millones de sacos en la temporada 2021/2022; no obstante, esperan que la demanda aumente un 1.8% a 167.6 millones de sacos. Sin embargo, no percibe una fuerte reacción del mercado al déficit, por tanto, aseguran que habría suficientes existencias de la cosecha anterior para satisfacer las necesidades de la industria.

Asimismo, el banco Rabobank ha señalado que la producción de café en Brasil, el mayor productor del mundo, caería un 15% el próximo año, vale decir, a 57.4 millones de sacos de 60 kilos, debido a problemas climáticos y entrada al año bienal de producción baja, lo que llevaría a la producción mundial por debajo de la demanda esperada en la temporada 2021/2022. Asimismo, el segundo productor mundial, Vietnam, incrementaría su cosecha en un 5%, esto es, a 30.3 millones de sacos; simultáneamente, Colombia mantendría su producción en alrededor de 14.4 millones de sacos.

 

Etiquetas: cafe