23 marzo 2010 | 07:28 pm Por: Arturo Córdova apellido

Si el Estado no atiende al sector algodonero, nueva entidad fracasaría

RETOS DEL NUEVO CONSEJO NACIONAL DE LA CADENA PRODUCTIVA DEL ALGODÓN, TEXTIL Y CONFECCIONES

RETOS DEL NUEVO CONSEJO NACIONAL DE LA CADENA PRODUCTIVA DEL ALGODÓN, TEXTIL Y CONFECCIONES

Agraria.pe.- Javier Cillóniz Benavides, miembro del recién instalado Consejo Nacional de la Cadena Productiva del Algodón, Textil y Confecciones; señaló los cuatro principales problemas que atraviesa la industria algodonera y que deberá resolver la institución que representa: El incumplimiento de las compensaciones, la caída del precio, la distorsión del producto y la informalidad de su comercio.

Sin embargo, el también presidente del Instituto Peruano del Algodón (IPA) reconoció que el reciente Consejo podría fracasar, si es que el Estado no atiende la necesidad de tener reglamentos ágiles que brinden soluciones a los múltiples problemas que afronta el cultivo del algodón en el Perú.

"Los que conformamos este Consejo, tenemos las mejores intenciones. Pero hay que tener en claro, que antes se crearon organismos similares y éstos se desactivaron", sostuvo Cillóniz Benavides.

Sin compensación, no hay avance

El representante del sector algodonero señaló que el Estado no cumple con la compensación al cultivo del algodón, aprobada por el Congreso de la República cuando suscribió el TLC con los Estados Unidos.

Cillóniz manifestó que al contrario de las subvenciones, se han creado programas especiales, puntuales y anuales que son muy complicados de administrar.

"El Ministerio de Economía debería activar la compensación del algodón para que este sea rentable. Nosotros entramos a competir a un mercado globalizado donde el comercio de este cultivo no tiene precios transparentes. Entonces, ante esta situación, el hilandero industrial, que necesita comprar materia prima, opta por el algodón americano de menor valor, porque este se encuentra totalmente subsidiado", afirmó.

Hay que destacar que Perú es uno de los pocos países en el mundo, donde no se subsidia el algodón.

La caída del precio

Asimismo, Cillóniz indicó que a pesar de la caída en la demanda del algodón durante el año pasado; el 2010 evidencia mejorías, ya que el valor de la rama de algodón ascendería a S/.168 a diferencia de los S/.100 que se registró en el 2009.

Los motivos de dicho incremento se deben a la instalación de nuevas semillas certificadas en los campos. Sin embargo, las cifras nacionales son desalentadoras, debido a que de las 100 mil Has de plantaciones certificadas existentes hace cinco años, hoy en día, tan sólo quedan 21 mil Has.

La crisis algodonera ha empujado que los agricultores de las regiones, especialmente de Ica y Piura, reemplacen el cultivo de algodón por la producción de maíz, arroz, uva y palta hass.

La distorsión del producto

En el Perú, indica Cillóniz, existen diez instituciones entre públicas y privadas, dedicadas a la investigación de semillas, concentradas para un área de 27 mil a 30 mil Has. Mientras que en países como Brasil, reúnen todas sus investigaciones, en una sola institución denominada EMBRAPA, donde se analiza y trabaja sobre las más de 850 mil Has de cultivo de algodón que posee.

"No tiene sentido que estemos tan divididos. Debemos concentrar todos nuestros esfuerzos por salvaguardar el algodón en un solo ente. A Brasil por ejemplo, le ha tomado cerca de 34 años quintuplicar su producción; si queremos mejorar y alcanzar cifras interesantes de 1,400 ó 1,500 kilos por Ha y llegar a niveles internacionales, este trabajo nos tomará por los menos, 12 años más", consideró Cillóniz Benavides.

Comercio desleal

"La informalidad en el comercio del cultivo de algodón es muy alta. Esto hace que la cadena de financiamiento se rompa. Cada vez existen menos empresas que respaldan al producto. La responsabilidad recae también en los agricultores, que por S/.1 ó S/.2 soles más por el quintal de algodón, abastecen a las empresas informales. El algodón necesita con urgencia, recobrar su verdadero valor", declaró Cillóniz Benavides.

Finalmente, el presidente del IPA insistió que si el gobierno considera al algodón como un producto bandera y planea incentivar la siembra; de debe realizar las compensaciones al sector algodonero. “Si el Estado no toma el tema como una prioridad, los pequeños y micro agricultores no tendrán otra alternativa que cambiar de cultivo”, añadió.
 
 
DATOS:

  • Se estima que para este año, la producción de algodón alcanzará cerca de 20 mil TM, para una aparente demanda de 100 mil TM.
  • En cuanto a las importaciones de algodón en el país, se estima que cerca del 60% responde a la demanda de fibra extra larga y larga, donde contrariamente, el Perú debería ser uno de los principales productores.
  • Los principales departamentos productores de algodón en el Perú son Ica, Lambayeque, Piura, Lima, Ancash, San Martín y Arequipa. Entre los principales países destino del algodón peruano, se encuentran Bolivia (87.74%), Japón (6.82%), China (2.25%), entre otros.

Por: Patricia Reyes