24 junio 2020 | 09:46 am Por: Agraria.pe Redacción

Gracias al programa ‘Allin Kawsay’ que los capacita en buenas prácticas agrícolas

Miles de agricultores de papa se benefician con mejores rendimientos en sus cultivos

Miles de agricultores de papa se benefician con mejores rendimientos en sus cultivos
A la fecha se ha capacitado a casi 10 mil productores de papa en la región Huánuco. Al término del programa, se espera impactar en un tercio del total de agricultores de papa de la Región Huánuco, que cuenta con 75 mil agricultores aproximadamente.

(Agraria.pe) En las comunidades altoandinas de la sierra central del Perú, gran parte de la población vive y trabaja como minifundistas de la papa. Algunos de los agricultores incluso producen su cosecha a altitudes de hasta 4.000 metros sobre el nivel del mar con condiciones climáticas adversas, donde el cultivo de este tubérculo representa su principal fuente de ingresos económicos, así como su principal fuente de alimento diario.

En medio de esta difícil coyuntura de pandemia y aislamiento social obligatorio, vemos cómo está siendo afectada la fluidez en el trasporte hacia las zonas más alejadas de los centros poblados, así como el desplazamiento de los agricultores hacia las cabeceras municipales para poder comprar los insumos que necesitan para su actividad.

Ante este panorama, la empresa química alemana BASF, trabaja con comunidades altoandinas a través del programa “Allin Kawsay”, cuyo objetivo es contribuir en la mejora de la calidad de vida de los pequeños agricultores de papa de las zonas más alejadas del país, a través de las buenas prácticas agrícolas, elementos de sostenibilidad y seguridad de producto, además de la incorporación de la tecnología de BASF, que permite incrementar y mejorar la producción del cultivo.

El Programa
“Allin Kawsay”, significa “bienestar o buena vida” e inicia su ejecución en el departamento de Huánuco, ya que es considerado pionero en la producción de cultivo de papa.

A la fecha ya son 9.917 agricultores capacitados de las provincias de Pachitea, Ambo, Yarowilca y Huánuco (Huánuco), los cuales experimentaron en su mayoría, ser parte por primera vez de un proyecto de “valor compartido”.

Además, como parte complementaria del programa “Allin Kawsay”, BASF aspira a generar alianzas estratégicas con grandes superficies del sector privado donde se pueda sumar valor, como supermercados, empresas de fertilizantes, la industria de alimentos, entre otras.

Un agricultor de papa capacitado en el programa “Allin Kawsay” puede incrementar su producción en un 50% aproximadamente y en algunos casos incluso duplicarla, luego de aplicar la tecnología BASF y las buenas prácticas agrícolas.

Trabajo con la Comunidad
A través de un minucioso seguimiento, BASF logró identificar a 30 “Amautas”, llamados así por su rol de líderes agricultores en su comunidad. Es a través de ellos que se llegó a la gran mayoría de pequeños agricultores y gracias a la completa asesoría y entrenamiento que recibieron, lograron comunicar sobre “Allin Kawsay” para interesar a su comunidad de participar del proyecto.

Posteriormente, a través del taller denominado “Escuela del saber”, los líderes, agricultores y comunidad en general, accedieron gratuitamente al entrenamiento de las buenas prácticas agrícolas en todo el proceso de cultivo y cosecha, para mantener la seguridad durante la actividad.

Etapas del Proyecto
“Allin Kawsay” se encuentra en el inicio de su segunda etapa, con miras a replicar este mismo programa en otros departamentos del Perú. Se espera contar con 13 mil agricultores capacitados en esta segunda etapa y se estima doblar esta cantidad en la tercera y última etapa del proyecto. 

Al cierre de febrero de este año, 1.111 agricultores de papa forman parte del programa “Allin Kawsay”, quienes en los meses de setiembre y octubre inician la etapa de siembra. El monitoreo de resultados sobre su producción, luego de ser capacitados en el programa “Allin Kawsay”, se conocerá entre marzo y abril del año siguiente, que es la etapa de cosecha.

Al final de la segunda etapa se espera llegar a 13 mil agricultores. Por su parte, en la tercera y última etapa el objetivo es llegar a 25 mil agricultores de la región. Al término del programa, “Allin Kawsay” espera impactar en un tercio del total de agricultores de papa de la Región Huánuco, que cuenta con 75 mil agricultores aproximadamente.

 

Etiquetas: papa , agricultores