23 abril 2018 | 09:46 am Por: José Carlos León Carrasco

Destacó el especialista en frutales de Sierra y Selva Exportadora, William Daga

Exportaciones de maracuyá podrían duplicarse si se aumenta el grado brix de la fruta

Exportaciones de maracuyá podrían duplicarse si se aumenta el grado brix de la fruta

Actualmente la fruta alcanza  un rango de 12 a 13 grados brix; quienes la exportan en pulpa requieren un maracuyá más dulce, es decir que  tenga 15 o 16 grados.

(Agraria.pe) En Perú existen actualmente cerca de 5 mil hectáreas de maracuyá, instaladas principalmente en Lambayeque (Motupe, Chiclayo, Jayanca), La Libertad (Virú), Áncash (Huarmey, Casma, Santa), Lima (Barranca, Huacho).

Así lo indicó el especialista en frutales de Sierra y Selva Exportadora, William Daga Ávalos, quien destacó que el rendimiento promedio la de mencionada fruta alcanza las 20 toneladas por hectárea. Además  dijo que el 80% de la producción se dirige a la industria (pulpa de maracuyá) y el resto se destina al mercado nacional como fruta fresca.

Destacó que uno de los problemas es que ha habido mucha mezcla de variedades (peruano, brasileño, colombiano) lo que originó una baja calidad de la fruta y trajo como consecuencia problemas en su comercialización.

“Actualmente la fruta alcanza un bajo grado brix,  que es entre 12 o 13 grados, y los industriales están muy preocupados ya que el mercado internacional  requiere una  pulpa de maracuyá más dulce, es decir que  tenga 15 o 16 grados brix. Si la industria no compra la fruta, toda la producción irá al mercado nacional y el precio caería”, sostuvo.

Agregó que el maracuyá de Perú, cuya pulpa es de color anaranjado, tiene un prestigio ganado internacionalmente,  mientras que el de Taiwán, Malasia, China, es de pulpa marrón y su precio es más barato.

Sin embargo, advirtió  que dicho prestigio podría perderse si no aumentan los grados brix de la fruta, lo que perjudicará las exportaciones, que actualmente ascienden a alrededor de US$ 50 millones, siendo los principales mercados Estados Unidos, Europa y, en menor, medida Asia.

En ese sentido, dijo que el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), a través del INIA y Sierra y Selva Exportadora, está tomando cartas en el asunto para mejorar la calidad del maracuyá. “Se debe mejorar el tema varietal (variedades), realizar un mejor manejo agronómico y una mejor inserción del pequeño productor al mercado”.

“Si tenemos fruta de mala calidad no habrá a quien vendérsela, bajará el precio y ya no será apetecible para los productores dedicarse a este cultivo por lo cual se dejaría de sembrar; mientras que si se mejora la calidad del maracuyá (aumentar el grado brix) se podría duplicar las áreas instaladas y alcanzar tranquilamente los US$ 100 millones en exportación, con lo que ganaría el productor, la industria y el país porque ingresarían mayores divisas”, comentó.

En ese sentido, el especialista en frutales dijo que debemos aprovechar la ceja de selva (Satipo, Chanchamayo, Tingo María, Aucayacu, Madre de Dios) para convertirlas en zonas productoras de maracuyá.

Datos

. William Daga dijo que el 60% de maracuyá corresponde a la variedad brasileña, que es una fruta de calibre grande, cáscara muy gruesa y el contenido de pulpa es muy bajo, sin embargo dijo que hay mucha mezcla entre esta variedad, la peruana y la colombiana.
. El maracuyá exportado es  fruta procesada (pulpa de maracuyá) por lo cual  no requiere requisitos fitosanitarios. En fresco hay oportunidad pero competiría con la oferta de Brasil y Colombia cuyas producciones son mayores.
Etiquetas: maracuya , exportaciones