05 diciembre 2019 | 08:39 am Por: Agraria.pe Redacción

Son 22 mil hectáreas que se incorporaron a la agricultura hace 5 años

Caña de azúcar, palto y arándanos son los principales cultivos en proyecto Olmos

Caña de azúcar, palto y arándanos son los principales cultivos en proyecto Olmos
Inversión de empresas agroindustriales es de más de US$ 700 millones (y en los próximos 5 años alcanzará los US$ 1,200 millones), además ha generado 12 mil puestos de trabajo directos y 20 mil puestos de empleo indirectos.

(Agraria.pe) Caña de azúcar, palto, arándano, espárragos y uva de mesa son los principales productos que se cultivan en las 22.000 hectáreas de terreno que se incorporaron hace cinco años a la agricultura con la puesta en marcha del Proyecto Olmos, en la región Lambayeque.

El cultivo de caña de azúcar representa casi la mitad del área agrícola instalada en este valle lambayecano con 10.729 hectáreas y otras 5.728 hectáreas están dedicadas al cultivo de palto

“La caña de azúcar es el cultivo que tiene mayores extensiones. La planta Agrolmos está produciendo azúcar rubia que se viene distribuyendo en el mercado local”, anotó Alfonso Pinillos Moncloa, director de Inversiones de la Concesionaria H2Olmos.

El ejecutivo afirmó que se han sembrado también 5.728 hectáreas de palto, 1.671 de arándanos, 766 hectáreas de espárragos, 470 hectáreas de uva de mesa, 467 de maíz y 300 hectáreas de mango.

De igual manera, 1.869 hectáreas se destinan al cultivo de maracuyá, alfalfa, cebolla, pimiento, quinua, limón, banano, granada y piña.

Pinillos Moncloa resaltó que en un proyecto de riego las mayores inversiones están en las empresas agroindustriales “porque tienen que hacer inversión en la compra de los terrenos, nivelación de ellos, entre otros. Asimismo, la propia inversión en los propios cultivos donde se tiene diferentes valores de inversión que pueden ir desde US$ 10.000 hasta US$ 50.000 por hectárea, en el caso de arándanos”, informó.

Precisó que a un quinquenio del inicio de operatividad de Olmos “tenemos 22.000 hectáreas de tierras sembradas, lo que es un récord. No hemos visto esa capacidad de producción en otros valles del Perú y la inversión acumulada por el lado de las empresas agroindustriales es de más de US$ 700 millones, que significa un poco menos del doble de la inversión en la obra”, aseguró.

El ejecutivo resaltó que es muy importante el motor que genera un proyecto agroindustrial en una región. “Esta inversión ha generado una mano de obra que alcanza a la fecha los 12.000 puestos de trabajo de manera directa en las empresas y cerca de 20.000 puestos de empleo indirectos, en diferentes industrias que soportan el desarrollo agroindustrial”, observó.

El ejecutivo estimó que con la madurez de este proyecto, es decir en diez años, “las cifras que estamos considerando deben alcanzar cerca de US$ 1.200 millones de inversión por el lado de las empresas agroindustriales”.

Manifestó, además, que al cierre de este año se prevé que se llegue a unos US$ 180 millones en exportaciones de productos como palta, arándanos, uva de mesa y espárragos.

“Es un cifra que dista de los US$ 600 millones que debería darse a la madurez del proyecto, porque todavía no el 100% de las tierras están sembradas y, de las tierras sembradas los cultivos aún no han alcanzado su madurez como el caso de los árboles de palto que tienen recién tres años que están dando entre 10 a 12 toneladas por hectárea, pero cuando tenga cinco o seis años el mismo árbol debe estar en las 20 toneladas por hectárea, por eso se está estimando unos US$ 600 millones en unos cinco años más, de exportaciones solo del Proyecto Olmos ”, explicó.

El especialista mencionó que en el Valle Viejo de Olmos que concentra un total de 5.500 hectáreas de tierras solo se han desarrollado alrededor de 600 hectáreas, lo que representa una larga brecha por cubrir.

“Sabemos que el gobierno está trabajando en buscar la asociatividad de las familias, pero creemos que hay una brecha muy importante y el Estado debería tomar cartas en el asunto y acelerar ese proceso porque hay una necesidad real en este valle. Tenemos el recurso hídrico, pero por diferentes aspectos no se ha podido desarrollar la agricultura como el valle se lo merece y que en los próximos años se pueda llegar a niveles importantes de desarrollo, a la par como se viene desarrollando en el valle nuevo”, comentó.

Fuente: Agencia Andina
Etiquetas: azucar