COLUMNA DE:
Carlos Gomez

Carlos Gomez

Ingeniero Zootecnista de UNA La Molina y PhD Nutrición Animal (U. Guelph, Canadá). Se ha desempeñado como Director de Investigación de la Facultad de Medicina Veterinaria de U. Cayetano Heredia, Decano de la Facultad de Ingeniería de U. San Ignacio de Loyola y Profesor principal y decano de la Facultad de Zootecnia UNA La Molina donde realiza ahora docencia.
14 mayo 2020 | 09:24 am Por: Carlos Gomez

Avicultura en tiempos de coronavirus: situación actual y perspectivas

Avicultura en tiempos de coronavirus: situación actual y perspectivas

A nivel mundial así como en nuestro país las perspectivas para el sector avícola presentan incertidumbre como en muchos otros sectores económicos, La demanda de la carne de pollo se mantiene en los hogares, sin embargo, existe sobreoferta que no puede ser absorbida por el mercado. Según la Asociación Peruana de Avicultura (APA) un aproximado  20% de toda la producción de pollos en el país se destina al pollo a la brasa, es justo este porcentaje lo que representa aproximadamente la caída de la demanda nacional mientras dura la cuarentena. Cabe destacar que en 2019 el consumo per cápita nacional fue de 51 kg y de 87 kg en Lima Metropolitana. Según PeruRetail un peruano va a una pollería 37 veces durante el año. Si se considera un consumo de 250 gramos por visita, representa un total de 9,3 kg de pollo/año y en porcentaje 10,7% menos a nivel nacional y 18% menos en la ciudad capital de demanda de pollo a la brasa.  Una vez se levante la cuarentena, los restaurantes sólo trabajarán con limitada capacidad y bajo la modalidad de delivery..  A la caída de esta demanda se suma la informalidad de los puestos donde se vende la carne de ave, muchos de estos, cerrados por no cumplir las medidas sanitarias o por su ubicación, no es de fácil acceso para los compradores.   Respecto al comportamiento de precios de productos avícolas se observa en la gráfica un aumento del mismo en el huevo por la creciente demanda, debido al confinamiento, se cocina más y se consume más y es por ello que es una excelente alternativa para las familias. A diferencia de ello el pollo, presenta una caída en el precio por la sobreoferta explicada anteriormente. Al inicio del estado de emergencia, el MINAGRI explicó que el sector avícola ajustaría el volumen de comercialización para evitar que el precio del pollo continúe bajando. Ese ajuste se reflejó también en el peso del ave.

Respecto a factores que impactan sobre el costo de producción en la avicultura, el relacionado a la  alimentación es el más importante. Al respecto se tiene una tendencia favorable,  el precio de maíz bajó en el mercado internacional, debido a la caída abrupta en el mercado del petróleo generado por el confinamiento global. Del mismo modo, la soya cayó, también por el mismo motivo y la baja demanda interna en los Estados Unidos suscitado por el cierre temporal de varios centros de beneficio conllevado además por la caída en la demanda de carne. Asimismo la comercialización de los granos durante el año se espera que se mantenga dado que las navieras siguen transportando carga sin contratiempos hasta el momento. Ambos Maíz y soya representan un 60 a 70 del alimento que consume las aves. 

 
Fuente: Mercado Mayorista de aves vivas y Mercado productores Santa Anita. MINAGRI-DGESEP-DEA-Área de Comercialización

Perspectivas a futuro

La tendencia a nivel mundial es que la caída del consumo aumente, dada las limitaciones de los hogares para comprar alimentos, pese a que los productos avícolas son los más competitivos en precio respecto a otros sustitutos.

Se debe ajustar la oferta de carne de ave e ir ajustando la misma conforme el Gobierno norme las disposiciones de apertura de rubro servicios bajo la modalidad de delivery, asimismo el fomento de ferias itinerantes, que permite acelerar el consumo a precios más accesibles comparado con la de los supermercados o mercados de abasto. Todo ello deberá ser enfocado a fortalecer la cadena de distribución y dar las condiciones sanitarias a toda la mano de obra (desde personal en granja, transportistas, centros de beneficio y mercado).Comparado con la ganadería, sin embargo, la avicultura presenta un ciclo productivo corto y una estructura productiva más sólida y eficiente que seguro le permitirá adaptarse no sin algunas dificultades a estos nuevos escenarios.

 

Más de: Carlos Gomez