16 agosto 2019 | 08:41 am Por: Agraria.pe Redacción

Uva de mesa: ¿cómo cumplir con las exigencias en calidad de los mercados?

Uva de mesa: ¿cómo cumplir con las exigencias en calidad de los mercados?

La agroexportación en el Perú no ha parado de crecer en la última década y seguirá un ritmo acelerante siempre y cuando se mantenga en alza la productividad, mejore la calidad de los cultivos, se consoliden los mercados de destino vigentes y se ingrese a otros nuevos.

El cultivo peruano de agroexportación por excelencia sigue siendo la uva de mesa. En el 2007, el volumen exportado no superaba las 42 mil toneladas; mientras que, hoy, doce años más tarde, bordeamos las 350 mil toneladas generando un valor FOB de 819 millones de dólares.

Pero ¿a qué se debe tanto éxito comercial? Para Gonzalo Casavilca, especialista agronómico de Yara Perú, la respuesta pasa por cumplir con las exigencias del mercado. “Existen otros países como Italia o China que exportan muy bien, pero se ubican por detrás de Perú porque no logran la misma calidad en altos vólumenes de producción”.

La calidad de un producto exportable hace referencia a un buen tamaño de baya, forma, color, aroma, crocancia, textura y vida de anaquel. “Para poder cumplir esas exigencias de calidad sabemos que las condiciones climáticas, riego, sanidad y la nutrición; juega un papel importante.

Una adecuada nutrición del cultivo es fundamental porque permite un aumento en los rendimientos por hectárea y mejora la calidad. Ésta debe ser balanceada en macro y micronutrientes a través de una aplicación edáfica (al suelo) y foliar (a la hoja).

La fertilización foliar ha adquirido una gran importancia en el manejo agronómico de los cultivos comerciales, porque complementa la fertilización edáfica, corrige deficiencias específicas de elementos esenciales en la planta, previene o reduce el riesgo de que las plantas sean más propensas al stress, favorece el desarrollo del cultivo y mejora el rendimiento, la calidad y la sanidad de las cosechas.

Yara ofrece en el mercado YaraVita, una línea de productos foliares, de alta calidad y acción rápida, que cuenta con formulaciones únicas que le permiten aplicar la combinación ideal de nutrientes para cada etapa fenológica del cultivo.

Caso de éxito
La empresa Sociedad Agrícola Don Luis, ubicada en Ica, cuenta con más de 200 hectáreas de uva de mesa en dos variedades: Red Globe y Sweet Celebration. El año pasado decidieron aplicar el programa completo de YaraVita alcanzando resultados muy positivos.

Tras una campaña, incrementaron el peso de cada racimo de 0.74 kilos a 0.81 kilos; el peso de cada baya de 11.31 gramos a 12.35 gramos; mientras que, el rendimiento por hectárea paso de 33.4 toneladas a 37.4 toneladas; es decir, obtuvieron más de 470 cajas adicionales de 8.3 kilogramos cada una, lo que significó una ganancia adicional de 14,600 mil dólares por hectárea.

Fiorella Dulanto, gerente de operaciones de Sociedad Agrícola Don Luis, señaló que hubo un cambio positivo en su productividad cuando empezaron a aplicar un programa de fertilización foliar de alta concentración. “Usamos toda la línea de foliares de YaraVita y hemos obtenidos buenos resultados. La vida postcosecha de la fruta incrementó. Y vimos diferencias significativas en el raquis lo que nos permitió llegar a mercados exigentes como China”.



Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado, útil y relevante para tu negocio agrícola y además queremos invitarte a unirte a la comunidad digital de Yara. Estás a un clic de iniciar una relación cargada de conocimiento, experiencias valiosas e información relevante para ti y tu cultivo: https://www.yara.com.pe/acerca-de-yara/contacto/