26 julio 2022 | 09:15 am Por: Edwin Ramos

Se espera cerrar el 2022 con más de 1.400 espacios de aprendizaje para beneficio directo de más de 21 mil productores de zonas rurales

Senasa proyecta implementar 715 nuevas Escuelas de Campo en los próximos meses del año

Senasa proyecta implementar 715 nuevas Escuelas de Campo en los próximos meses del año
La autoridad sanitaria reconoció el potencial de los hombres y mujeres del campo, que se dedican a levantarse temprano, administrar la tierra y asumir riesgos de inversión para producir alimentos saludables para la subsistencia familiar y también para comercializar, y llegar a la mesa de todos los consumidores.

(Agraria.pe) Promover la producción de alimentos inocuos y mejorar las condiciones de los pequeños productores se ha convertido en uno de los principales pilares de acción, que viene emprendiendo el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) en el país.

En ese sentido, la autoridad sanitaria reconoció el potencial de los hombres y mujeres del campo, que se dedican a levantarse temprano, administrar la tierra y asumir riesgos de inversión para producir alimentos saludables para la subsistencia familiar y también para comercializar, y llegar a la mesa de todos los consumidores.

En ese contexto, el Senasa como brazo estratégico del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) trabaja con miles de pequeños productores aplicando estrategias sanitarias y fitosanitarias para resguardar la producción de diversos cultivos, la sanidad del ganado y promover la inocuidad en todo el proceso productivo.

El Senasa señaló que dentro de la diversidad de actividades que se ejecutan en campo, destacan las acciones que se realizan para el Control y erradicación de las Moscas de la Fruta, la implementación de las Escuelas de campo y las campañas de vacunación contra la Peste Porcina Clásica, que benefician directamente a miles de familias dedicadas al sector agropecuario nacional.

Estas acciones se ejecutan como parte del Proyecto de Erradicación de Moscas de la Fruta que lidera el Senasa, logrando beneficiar a 875.855 pequeños productores hortofrutícolas de nueve regiones del país, como son: Piura, Tumbes, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas, Apurímac, Cusco y Puno.

En resguardo de la producción frutícola, los productores y el Senasa ejecutan acciones para el control integrado de moscas de la fruta, en 103.720 hectáreas de frutas y hortalizas, que se producen en dichas regiones. A la fecha, se ha logrado que los productores reduzcan sus pérdidas por la plaga y además, muchos de ellos se han integrado a la cadena agroexportadora, mejorando sus ganancias y calidad de vida para sus familias.

También se viene trabajando a través de Escuelas de Campo, espacios de aprendizaje que han permitido asistir a los productores y enseñarles a enfrentar los diversos problemas sanitarios y fitosanitarios que se presentan en todas las etapas de producción de sus cultivos y crianza de animales. A la fecha, se han implementado 720 Escuelas de Campo (ECA) con la participación de 15.124 productores agropecuarios ubicados en todos los departamentos del país.

Esta estrategia se ha empleado para que productores de la agricultura familiar accedan a jornadas de aprendizaje gratuitas, orientadas a intercambiar conocimientos y experiencias en la producción de sus cultivos y en la crianza de animales; logrando mejorar sus conocimientos y habilidades para enfrentar y resolver problemas sanitarios en sus predios.

Bajo este metodología participativa y vivencial se busca contribuir con recomendaciones amigables con el medio ambiente, higiénicamente aceptables y económicamente aplicables por los productores, es decir enseñarles a obtener productos sanos, inocuos y aptos para el consumo humano.

Para los próximos meses del año, el Senasa tiene proyectado implementar 715 nuevas Escuelas de Campo en atención de la agricultura familiar nacional; cerrando el año con más de 1400 espacios de aprendizaje para beneficio directo de más de 21 mil productores de zonas rurales.

El potencial de la agricultura familiar en el Perú también involucra a los que producen ganado para abastecer de carne de cerdo y vacuno al mercado nacional; por lo que, en contexto con ese enfoque, también se ha intervenido en la crianza de cerdos, actividad liderada por mujeres para quienes representa el sustento económico de varias familias ubicadas en la costa, sierra y selva del país.

En atención a este sector, se ha emprendido el Proyecto de Erradicación de Enfermedades en el Ganado Porcino, orientado estratégicamente a controlar y erradicar la Peste Porcina Clásica, enfermedad que es considerada de gran impacto económico para el sector porcícola a nivel mundial.

Para ello, se ha intervenido con campañas de vacunación, capacitación, atención de notificaciones y vigilancia activa permanente; estrategias que han logrado, a la fecha, determinar zonas sin presencia de PPC a las regiones de Apurímac, Arequipa, Cusco, Loreto, Madre de Dios, Moquegua, Puno, San Martin, Tacna y Ucayali.

Los criadores y criadoras de porcinos ubicados en estas zonas podrán mejorar su actividad porcícola con la tranquilidad de que su inversión económica está asegurada a nivel sanitario. El siguiente paso es obtener el reconocimiento internacional a través de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OMSA).

Las estrategias de atención a la Agricultura familiar están involucradas en los tres ámbitos de acción del Senasa, logrando avances importantes y beneficiando directamente a los pequeños productores, quienes adquieren un valor agregado para sus productos en cada intervención que se realiza.

 

Etiquetas: Senasa