21 julio 2023 | 09:10 am Por: Edwin Ramos

Sugirió el asesor comercial Giovanny Decker (Ecuador)

Perú debe evitar la sobreoferta con su naciente industria de pitahaya

Perú debe evitar la sobreoferta con su naciente industria de pitahaya
Para ir por el mismo camino de éxito en este fruto que ha tenido Ecuador, nuestro país debe tener una inteligencia de negocios desarrollada y mucha capacitación con los productores, evitando la caída de precios y explotando características propias de la producción peruana.

(Agraria.pe) En el ánimo de diversificar la canasta agroexportadora peruana, varios grupos de inversión y empresas se han enfocado en el cultivo de la pitahaya, con proyecciones bastante positivas a futuro, buscando imitar el camino exitoso que ha transitado Ecuador con el fruto dragón.

Sin embargo, esta naciente industria frutícola debe tener cuidado para no incurrir en errores comerciales que la experiencia demuestra suceden cotinuamente en otros cultivos. Giovanny Decker, asesor comercial basado en Ecuador, reconoció que efectivamente dicho país lidera la exportación sudamericana de pitahaya y que ya entre enero y mayo de 2023 ha superado las 29.898 toneladas, lo que indica un crecimiento continuo.

“Pero también hay que considerar los mercados y el precio que se genera por sobreoferta. Hay que trabajar en la diversificación de mercados y en el promoción, así como generar otros elaborados a base de esta fruta”, comentó en una respuesta de redes sociales al especialista peruano en exportación César Laines.

Con esa perspectiva, Decker consideró que Perú, que está empezando sus despachos, puede explotar sus condiciones como productor de pitahaya, al igual que Ecuador que ha logrado la denominación de origen para la pitahaya amarilla.

Para avanzar en esa vía, resaltó la importancia de fortalecer la capacitación y asistencia técnica de los productores peruanos, para que logren conocer a fondo la cadena de valor de esta fruta, con objetivos claros.

“El mercado es amplio y hay que trabajar en la búsqueda de oportuindades. Y buscar evitar la sobreoferta que impida colocar toda la fruta y a precios muy bajos, así como desarrollar productos complementarios industrializados, como por ejemplo, pulpas, jaleas, mermelradas, pulverizado, deshidratado, entre otros”, explicó.

Este tipo de producción debe, desde la óptica de los inversores, sumarse a las tendencias de responsabilidad social empresarial y la debida diligencia en la cadena de suministros, para que se beneficien todos, desde el productor hasta el consumidor final, agregó.

 

 

Etiquetas: pitahaya