08 febrero 2019 | 08:47 am Por: Edwin Ramos

Propuso William Arteaga, viceministro de políticas agrarias del Minagri

Perú debe aprovechar con sus menestras las nuevas megatendencias de consumo a nivel mundial

Perú debe aprovechar con sus menestras las nuevas megatendencias de consumo a nivel mundial

Las legumbres fueron uno de los productos que anticiparon el éxito de la agroexportación peruana y tienen mucho campo para crecer con los pequeños productores. 

(Agraria.pe) William Arteaga, viceministro de políticas agrarias del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), recordó, a propósito del Día Mundial de las Legumbres (que se celebra el 10 de febrero), que las menestras fueron uno de los productos que prefiguraron el éxito de la agroexportación peruana de hoy, lo que se refleja en puntos como que el Comité de Menestras de ADEX fue uno de los más fuertes en el gremio exportador, lo que ayudó a generar tecnología, tratamiento y desarrollo de semillas.

“Hace varios años una de las inquietudes del Comité era la ausencia de semillas, la falta de un banco de semillas. Hablábamos entonces del frijol castilla, gandul, frijol de palo, los garbanzos, pallares de Ica, etcétera. Eso fue creciendo y salieron muchas iniciativas”, comentó, apuntando además que desde un inicio se hizo énfasis en la gran variedad de leguminosas del país con alto valor nutritivo, bajo costo de semilla y huella hídrica positiva. 

Por esas características, el funcionario del Minagri remarcó que las leguminosas son un producto ideal para los pequeños productores que son mayoría en el Perú. Reconoció en este sentido que hay un gran espacio por aprovechar, el cual no ha avanzado al ritmo que se hubiera deseado. 

Wiliam Arteaga estimó que las menestras encajan perfectamente en las nuevas megatendencias de consumo del futuro que ya se empiezan a percibir en el mundo en cuanto a la alimentación, y que empalman con los estilos de vida de la gente más joven. “Hoy las cocinas se achicaron y ganaron espacio los microondas; antes se pensaba que el microondas era un lujo, ahora es de primera necesidad”, dijo. 

En esa línea, observó que los alimentos listos para comer y que sean altamente nutritivos son los que marcarán la pauta en la que debe encaminarse este rubro productivo. Y es que cada vez más la gente busca valores nutracéuticos y antioxidantes, características que han valido para el gran reconocimiento que hoy tienen por ejemplo los arándanos y la quinua.

A esto se suma que las legumbres peruanas tienen gran sabor, lo que es un punto a favor muy importante para su éxito comercial. Por ello, finalizó, todos los miembros de la cadena de las legumbres, como productores, cocineros, prensa y demás, deben ayudar en su difusión y convertirlas en el nuevo boom peruano.