11 febrero 2020 | 08:25 am Por: José Carlos León Carrasco

Señaló el director de la Sub Dirección de Producción Orgánica del Senasa, Félix Maquera

Más de 500 mil pequeños agricultores contarían con certificado de producción orgánica por SGP el 2030

Más de 500 mil pequeños agricultores contarían con certificado de producción orgánica por SGP el 2030
Se creará un sello nacional orgánico que tiene por finalidad distinguir al producto orgánico certificado de los productos convencionales. Nueva modalidad de certificación dinamizará la producción, diversificando la oferta.

(Agraria.pe) El jueves pasado, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) publicó el Reglamento de Certificación y Fiscalización de la producción orgánica, donde se incorpora al Sistema de Garantía Participativo (SGP) como modalidad de certificación de productos orgánicos. Dicho reglamento tendrá un periodo de adecuacion de 6 meses.

Agraria.pe conversó con el director de la Sub Dirección de Producción Orgánica del Senasa, Ing. Félix Maquera, quien destacó que el SGP está dirigido a favorecer a los pequeños agricultores que producen alimentos orgánicos o ecológicos pero que no pueden acceder a la certificación por “terceras partes” por su alto costo (entre US$ 3 mil o US$ 4 mil).

“Uno de los mayores beneficios es que con el SGP van a poder acceder a la certificación orgánica a un bajo costo (entre S/ 40 y S/ 50). Además se creará un sello nacional orgánico que tiene por finalidad distinguir al producto orgánico certificado de los productos convencionales, con lo cual el consumidor podrá diferenciarlos”, sostuvo.

Asimismo, dijo que el agricultor podrá comercializar su producto a nivel nacional y a supermercados que exigen un certificado oficializado por el Estado, lo que les permitirá obtener mejores ingresos. Igualmente, los consumidores podrán disfrutar de una mayor oferta de productos orgánicos ya que esta nueva modalidad de certificación dinamizará la producción (diversificar la oferta).

Agregó que en nuestro país la producción orgánica está enfocada principalmente en frutas y hortalizas, sin embargo la certificación se realizará tambien a otros productos como pecuarios, apícolas, de recolección silvestre, pastos naturales, derivados lacteos, productos transofrmados como licores, entre otros.

Resaltó que serían cerca de 3.100 productores de Huancavelica, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Huánuco y Lima (asociados a Anpe Perú), y que cuentan con 4.125 hectáreas de cultivos, los primeros en acceder a esta certificación; sin embargo, en tres años se estima que el número de beneficiados alcance los 30 mil productores y para el 2030 llegue a más de 500 mil productores. Este alto potencial se debe a que muchos agricultores ya realizan producción orgánica pero carecen de certificación.

Consejo Directivo del SGP
Félix Maquera señaló que cada región del país contará con un SGP que certificará los procesos orgánicos. Dicha entidad será conformada por instituiciones locales como ONG, asociación de consumidores, universidades privadas y públicas, direcciones regionales agrarias, municipalidades, entidades adscritas al Minagri; quienes conformarán el Consejo Directivo del SGP que garantizará la producción orgánica.

Agregó que a partir del 6 de agosto los Consejos Regionales deberán presentar al Senasa regional las solicitudes de los productos que quieran certificarse con el SGP para que empiecen a evalualas y otorgar, de ser el caso, el certificado.

Además, señaló que durante el tiempo de adecuación para que entre en vigencia el reglamento (dentro de 6 meses) el Senasa hará campaña de difusión y sensibilización a los productores en las regiones para informarles sobre los beneficios del reglamento y resolver sus dudas.

Datos

. El director de la Sub Dirección de Producción Orgánica del Senasa dijo que espera que con el tiempo, el SGP logre convertirse en organismo de certificación y pueda comericializarse el producto orgánico en el mercado internacional.
. Hay que recordar que Huancavelica busca ser reconocida como la primera región orgánica de Sudamérica. El objetivo es que esta región, junto a Junín, Ayacucho y Apurímac se conviertan en una macrorregión orgánica.
. Maquera dijo que para que un producto sea orgánico debe considerarse que el agricultor no utilice productos químicos (plaguicidas o fertilizantes), está prohibido el uso de Organismos Vivos Modificados (OVM) o transgénicos. Además, el producto orgánico debe colaborar en la conservación del agua y suelo (medio ambiente).
 
Etiquetas: Senasa