07 abril 2020 | 08:59 am Por: Edwin Ramos

Sostuvo Franklin Pérez, gerente de línea agrícola de Chemie

Limitaciones operativas pueden afectar el mercado de comercialización de productos para el cuidado de cultivos

Limitaciones operativas pueden afectar el mercado de comercialización de productos para el cuidado de cultivos
A pesar del panorama incierto por la crisis sanitaria, el ejecutivo de Chemie estima que la empresa puede crecer 10% en el mercado este año. Resaltó el valor de la producción agrícola para sostener el abastecimiento alimentario en un marco tan complejo.

(Agraria.pe) En medio de la crisis por el Covid-19, dos actividades son protagonistas de primera línea para enfrentar la emergencia, el de la salud y la agricultura. Franklin Pérez, gerente de línea agrícola de Chemie, define así el rol que la ha tocado jugar a este segmento en sus dos frentes como son el mercado local que se abastece con la agricultura tradicional y el mercado externo, que es atendido por las agroexportadoras.

El ejecutivo considera que tanto los productores pequeños como las grandes empresas se están viendo parcialmente afectadas por las restricciones actuales al libre tránsito y la concentración de personas, lo que limita la ejecución de labores necesarias en los campos.

“Creo que esto está entre las primeras situaciones que afectan a este sector. A esto se suman limitaciones logísticas como el traslado de personas. Un ingeniero de campo me comentaba que debía contratar más empresas para movilizar personal porque tienen que bajar la carga al 50%, todo eso va a tener consecuencias más adelante cuando se vea cuánto está costando producir”, explica.

Mercado de productos para cultivos
En el caso de los productos para el cuidado y nutrición de los cultivos, Pérez estima que las limitaciones son principalmente operativas pues si bien no hay un desabastecimiento total de materias primas para fabricación, sí existen casos de retrasos en las importaciones ya sea de insumos o productos terminados que son comercializados en el mercado local para la producción agrícola. De hecho, recuerda que China es un importante proveedor de estos insumos para Sudamérica.

Así, las proyecciones de crecimiento que se hicieron a inicios de año pueden variar, pues si bien el mercado local se está abasteciendo con relativo orden, existen sectores como el del pequeño agricultor que está suceptible ya que es atendido por el retail.

“Las cadenas de distribución normalmente siempre manejan sus propios precios sujetos a la oferta y la demanda, puede haber especulación y afectar a los pequeños agricultores. La agroindustria no se está viendo afectada en cuanto a insumos y el consumidor final todavía, pero en un futuro cercano sí puede ser porque el trabajo logístico es mayor y los alimentos llegarán encarecidos; no sabemos si el cliente final estará dispuesto a pagar”, agrega.

Un elemento que podría estar jugando a favor sin embargo es que la aplicación de productos a los cultivos se rige según programas establecidos con anticipación y que no se verán perturbados por la coyuntura pues no se han presentado fenómenos naturales drásticos -salvo cierta sequía en la costa.. Los factores que sí variarán son los operativos y logísticos, que forman parte del precio final de los productos, por lo que el empresario verá cómo compensar en otras áreas.

Aun en este camino incierto, el ejecutivo de Chemie cree que se puede crecer en conjunto. Recuerda que la estimación para el sector de agroexportación este 2020 era de un crecimiento de 20% en exportaciones por el incremento de áreas de arándano y palto principalmente, lo que la empresa esperaba acompañar con un crecimiento relativamente similar. “Ahora estamos viendo con cuidado y lo mejor que podría pasar es mantenernos y crecer a un 10%, lo que aún sería bueno”, observa.

Finalmente, Pérez prevé que es necesario un estímulo para el agricultor tradicional pues no tiene la espalda financiera de un agroindustrial para enfrentar la crisis, además de tener una cadena tercerizada con mucha especulación en el medio. “Los fertilizantes son necesarios para la papa y el arroz en grandes volúmenes; este traslado ya es complicado por más que haya ciertas libertades y llegará al distribuidor con un pequeño sobrecosto al que éste aplicará otro sobrecosto […] El agricultor cuando coseche y envíe a vender cogerá además a consumidores con una economía golpeada”.
 
Etiquetas: agroexportaciones