02 agosto 2019 | 09:05 am Por: Agraria.pe Redacción

Según la ENDES 2018, en Perú, el 46.6% de niños de 6 a 35 meses padece de anemia

Fertilizantes especializados ayudarían a combatir desnutrición y anemia infantil en Perú

Fertilizantes especializados ayudarían a combatir desnutrición y anemia infantil en Perú
Yara lanzará su solución NuestroCafé con el objetivo de incrementar productividad y mejorar la calidad de taza. La mayor parte de los suelos peruanos carecen de nutrientes básicos como zinc y hierro, necesarios para el óptimo desarrollo de los niños.

(Agraria.pe) Los fertilizantes cumplen un rol importante en la nutrición, ya que son los responsables de facilitar la producción de la mitad de alimentos que el mundo consume, así como de aportar a estos alimentos los nutrientes y minerales necesarios para el óptimo desarrollo de las personas. La ausencia de estos elementos causa problemas de crecimiento, debilidad muscular, osteoporosis y diabetes, entre otras enfermedades .

En el Perú, la desnutrición crónica y la anemia afectan a miles de niños. Según la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES), el 12.2% de los menores de cinco años de edad sufría de desnutrición crónica en 2018. En ese mismo periodo, la prevalencia de anemia en niños de 6 a 35 meses de edad fue de 46,6%.

Gonzalo Casavilca, especialista agronómico de Yara Perú, explica que, en este escenario, el uso de fertilizantes especializados contribuiría a enfrentar los males que impiden el normal desarrollo de los niños, ya que aportan nutrientes como el hierro y zinc, indispensables para garantizar un adecuado crecimiento. “La mayoría de suelos del Perú y el mundo tienen deficiencias de micronutrientes esenciales. El zinc, por ejemplo, es vital para tener niños más grandes y con mayor desarrollo cerebral, por lo que se debe garantizar su consumo en mujeres embarazadas e infantes. Por su parte, el hierro es determinante para combatir la anemia”, precisó el experto.

Asimismo, explicó que la calidad nutricional de los alimentos cosechados está directamente relacionada con la preparación de la tierra. “Hay algunos alimentos con mayor capacidad de absorción y concentración de nutrientes claves para el desarrollo humano. Sin embargo, si no logramos que estos elementos estén disponibles, a través de fertilización mineral balanceada, el alimento será pobre nutricionalmente”, señaló.

Pese a ello, la mayoría de los agricultores nacionales utiliza fertilizantes convencionales como la urea, el sulfato de amonio y el cloruro de potasio, los cuales no aportan los nutrientes necesarios, generan altas emisiones de gases de efecto invernadero y, en algunos casos, incluso, acidifican el suelo.

De acuerdo con Casavilca, esta situación es preocupante e innecesaria, pues existen fertilizantes innovadores, que proporcionan elementos indispensables para la salud humana, tales como el calcio, el zinc, el hierro y el manganeso. “Lamentablemente, en el Perú, no aprovechamos al máximo estos beneficios porque esos productos están gravados con el Impuesto General a las Ventas (IGV), lo que incrementa el costo de producción y genera que sean de difícil acceso, sobre todo para los pequeños agricultores.

En ese sentido, Casavilca invita a las autoridades nacionales y a los agricultores a revisar los mecanismos que permitan ampliar el acceso a esos productos. “Con el uso de fertilizantes especializados, gana la población porque consume alimentos más nutritivos; gana el agricultor al obtener más cosechas y de mejor calidad; mejora la economía local al contar con agricultores más competitivos; y gana el gobierno pues evita enfermedades causadas por el déficit de nutrientes, con lo que reduce su gasto en salud pública”, puntualizó.

¿Orgánico o mineral?
Los fertilizantes pueden ser de origen orgánico o mineral y en muchos casos se generan dudas en cuanto a su aplicación. Casavilca explica que la fertilización mineral permite maximizar el rendimiento de los cultivos, gracias a su aporte de nutrientes de origen natural, lo que incrementa la rentabilidad de los agricultores. Mientras que los fertilizantes orgánicos mejoran las propiedades del suelo, los fertilizantes minerales proveen los nutrientes que las plantas necesitan. En ese sentido, una fertilización orgánica no sería suficiente por sí sola para alcanzar los niveles de producción deseados, por lo que se deben adicionar fertilizantes minerales. Es decir, ambos son complementarios.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado, útil y relevante para tu negocio agrícola y además queremos invitarte a unirte a la comunidad digital de Yara. Estás a un clic de iniciar una relación cargada de conocimiento, experiencias valiosas e información relevante para ti y tu cultivo: https://www.yara.com.pe/acerca-de-yara/contacto/

Acerca de Yara
Yara genera conocimiento para alimentar el mundo de manera responsable y proteger el planeta, y así cumplir nuestra visión de una sociedad colaborativa, un mundo sin hambre y el planeta respetado.

A fin de lograr estos compromisos, hemos tomado el liderazgo en la creación de herramientas digitales para fortalecer la agricultura de precisión, y el trabajo cercano con nuestros aliados a lo largo de toda la cadena de valor de los alimentos, para desarrollar soluciones de nutrición de cultivos más amigables con el medio ambiente. Asimismo, estamos comprometidos a trabajar por la producción sostenible de fertilizantes minerales. Fomentamos una cultura de diversidad e inclusión, que promueve la seguridad e integridad de nuestros empleados, contratistas, socios comerciales y la sociedad en general.

Fundada en Noruega en 1905 para solucionar la hambruna en Europa, hoy Yara tiene presencia global, con cerca de 17.000 empleados y operaciones en más de 60 países. En 2018, Yara reportó ingresos por US$ 12.9 mil millones. Para más información, visita: www.yara.com