31 julio 2020 | 09:17 am Por: José Carlos León Carrasco

Señaló Eduardo Zegarra, investigador principal de Grade

En Perú hay un grave problema de deterioro alimentario en enormes sectores de la población

En Perú hay un grave problema de deterioro alimentario en enormes sectores de la población
El ingreso de los más de 2 millones de pequeños productores agrarios se ha desplomado por lo menos entre 50% y 60% durante la pandemia. La pobreza agraria se ha duplicado durante estos meses de crisis sanitaria; y probablemente terminemos este año con la pobreza agraria a niveles de 80%, cifras que no se veían desde la década de los 80.

(Agraria.pe) En el Perú se está presentando un grave problema de deterioro alimentario en enormes sectores de la población, destacó el investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade), Eduardo Zegarra Méndez

Al respecto, dijo que es grave que, en el discurso emitido por el presidente Vizcarra por Fiestas Patrias, no haya mencionado la crisis alimentaria o hambre que enfrenta nuestra población.

“El mandatario ni siquiera habló de los comedores populares que en algún momento dijo que eran elementos centrales de una estrategia para poder volver a enfrentar el tema del hambre, ya se olvidó de ese tema; tampoco se refirió a una estrategia de compra de alimentos a los productores nacionales para enfrentar esta grave situación originada por la pandemia del Covid-19”, sostuvo.

Ingresos de productores agrarios se desplomó
En otro momento, el especialista lamentó la dura realidad del agro peruano donde el ingreso de los más de 2 millones de pequeños productores agrarios se ha desplomado por lo menos entre 50% y 60% durante la pandemia. Además, la pobreza agraria se ha duplicado durante estos meses de crisis sanitaria; y probablemente terminemos el 2020 con la pobreza agraria a niveles de 80%, cifras que no se veían desde la década de los 80.

“Es muy lamentable escuchar al ministro de Agricultura decir que prácticamente no pasa nada en el sector, que el abastecimiento está asegurado, cuando hay reportes de Conveagro, de las Juntas de Usuarios de Riego y otras organizaciones agrarias manifestando la terrible crisis del sector que se veía venir porque se paralizó la economía y cayó la demanda de alimentos”, manifestó.

En ese sentido, dijo que el Gobierno no ha tenido una estrategia real para encarar la crisis agraria; y no escuchó las propuestas de los gremios del sector como Conveagro y otros que plantearon medidas inmediatas para enfrentar el problema de corto plazo de la caída enorme del ingreso, como la entrega de un bono social, compra de alimentos a pequeños productores, entre otros.

“Ninguna de esas medidas fueron canalizadas y manejadas por el Gobierno que hizo otras cosas que en ese momento no eran tan importantes, como hacer núcleos ejecutores que no generan ningún impacto en el ingreso del productor pero que sí pueden tener un efecto positivo en la mano de obra agrícola”, explicó.

Sobre los mercados itinerantes, dijo que es una propuesta insuficiente ya que cada uno de estos espacios mueve la producción de 30 agricultores, en ese sentido, indicó que la meta del Gobierno es instalar 900 mercados itinerantes lo que representa menos del 1% de lo comercializado en el país o el equivalente de lo que se mueve en un día en el Gran Mercado Mayorista de Santa Anita.

“Son medidas poco efectivas, en muchos casos son medidas que discriminan, por ejemplo, todas las medidas en el sector agrario están orientadas hacia el riego, pero en el Perú solo el 40% de los agricultores tienen acceso al riego, el 60% restante no tiene acceso al riego,  sobretodo en la sierra y en la selva, para ellos no hay nada”, señaló.

FAE Agro
Finalmente, se refirió al FAE Agro, programa destinado a productores de la agricultura familiar que tienen alguna experiencia crediticia. En ese sentido, recordó que en nuestro país solo el 9% de los pequeños productores tienen alguna experiencia crediticia por lo que el 91% no podrá acceder a este fondo. “El propio mecanismo dice que este programa está orientado a máximo 300 mil pequeños productores ¿qué hacemos con 1.500.000 de productores de la agricultura familiar que no acceden al programa?”.

Para Eduardo Zegarra, el drama que tenemos en el Perú es que el pequeño productor agrario no es reconocido como un agente económico fundamental que nos alimenta, sino que se le considera una persona pobre a la que se le debe dar algún tipo de apoyo social.

Agregó que el 90% de pequeños productores en el Perú no reciben ni un solo servicio (no tiene acceso al crédito, ni a la asistencia técnica, ni a capacitaciones) y si hablamos de mujeres agricultoras la cifra es peor. No hay para ellos estrategias productivas.

“Este Ministerio de Agricultura no sirve, tiene que ser totalmente restructurado y estamos esperando su reorganización, donde se acordó crear el Viceministerio de la Agricultura Familiar y el Viceministerio de Servicios para la Agricultura Familiar.  No tenemos en el Perú hasta ahora políticas reales y efectivas para la agricultura familiar”, finalizó.

 

Etiquetas: covid19