06 mayo 2019 | 09:49 am Por: Edwin Ramos

Panorama de oportunidades

El difícil pero prometedor mercado europeo para las exportaciones de cocos

El difícil pero prometedor mercado europeo para las exportaciones de cocos

Alemania, Italia y Reino Unido cada vez consumen más este fruto, que destaca en temporadas de verano. Sin embargo, las plantaciones de los países proveedores están envejeciendo y se necesitarán reemplazos. 

(Agraria.pe) En Europa los cocos se han convertido en un ingrediente étnico y saludable, lo que ha impulsado la disponibilidad de muchos  productos basados en este elemento, incluyendo los cocos frescos. Estas transacciones en Europa están limitadas a un número relativamente pequeño de importadores y los despachos en fresco están dominados principalmente por Costa de Marfil. Sin embargo, nuevos proveedores pueden encontrar oportunidades innovando en el procesamiento o empacado, sabor y preservación en mostrador.

La información, compartida por un reporte del Centro para la Promoción de Importaciones de Países en Desarrollo –CBI, apunta que en Europa el coco se vende  en muchas formas, pero que en fresco no es tan común para la mayoría de importadores, el cual es solicitado por empresas de especialistas.

Asimismo, explica que en Europa las importaciones de cocos se han incrementado en más de 30% en los últimos cinco años hasta 2017, y en su totalidad provienen de países en desarrollo. 

Como con muchos otros alimentos, los cocos se distribuyen por Europa tras ingresar a través de Países Bajos. Desde ahí se abastecen importantes mercados como Alemania, Francia e Italia, aunque también es punto de distribución hacia plazas más pequeñas como Bélgica, Austria o Dinamarca. Estos países, junto al Reino Unido, son las principales metas comerciales para los exportadores.

De hecho, el CBI apunta que el Reino Unido es un interesante mercado final pues consume 13 mil toneladas de cocos, por lo que vale la pena plantearse la posibilidad de venderle directamente. “A pesar de su tamaño de mercado para los cocos frescos, hay que estar atento a los precios bajos. La salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) influye en los tipos de cambio y la inflación, tanto como en los precios que el público está dispuesto a pagar por la fruta exótica importada”, observa.

También Italia es un destino a considerar, agrega, ya que importa una buena cantidad del fruto, que es popular durante la temporada de verano y se vende regularmente a los turistas en la playa. En este caso los cocos son colocados también de forma directa, lo que hace de Italia uno de los más grandes compradores de países en desarrollo, especialmente de Costa de Marfil. 

Tendencias
Tradicionalmente los mercados de Europa prefieren los cocos maduros por su alto contenido de ‘carne’, pero en años recientes se ve un incremento en la demanda de  cocos jóvenes que son más delgados y suaves, por su contenido líquido. 

La cocina asiática ha ayudado a que el público se familiarice con el coco como un ingrediente, pero las empresas alimenticias lo están usando ahora como snack o bebida en gran escala.

Además del coco en su cubierta interior, se puede encontrar productos de coco cortados frescos para beber su agua natural, y en muchos productos procesados, incluyendo cocos desecados, cocos congelados (IQF), crema, aceite y como ingrediente en todo tipo de productos de panadería, salsas y postres. De igual manera se le puede conseguir en productos que no son alimenticios como los dedicados al cuidado de la piel y el cabello. Y es que el coco está asociado continuamente a beneficios para la salud gracias a sus fibras y minerales, algo muy relevante para promover en este mercado.

El CBI recomienda a los exportadores tener en cuenta que los compradores pueden requerir certificaciones de sostenibilidad del producto, un punto a favor en que los consumidores del Viejo Continente se están fijando cada vez más. Esto incluye el uso reducido de pesticidas y precios justos para los productores y todos los involucrados en la cadena. “Si sus certificaciones están en línea con el Programa Global de Conformidad Social, tendrá mejores opciones de ser aceptado en los mercados europeos”, explica.

En cuanto a los cocos orgánicos, la entidad estima que se trata de un mercado de nicho pequeño pero con demanda creciente, especialmente en países de habla alemana y en países escandinavos. Se requiere de un certificador acreditado para este fin.

Países proveedores
Costa de Marfil es un importante proveedor para el continente europeo de coco maduro y fresco. Aunque no está entre los más grandes productores del mundo, sí tiene la ventaja de su buena ruta logística hacia Europa y producción estable desde hace varios años. 

Tailandia también es protagonista, enfocado en diferenciarse con cocos jóvenes, usando variedades aromáticas como el Nam-Hom. Estos ejemplares suelen ser más caros pues requieren excelente frescura. Los cocos jóvenes se han popularizado entre los consumidores, pero los exportadores solo pueden participar de este segmento si cuentan con variedades de gran calidad, excelente conservación poscosecha y acceso a una logística eficiente.

También Filipinas e Indonesia están  comenzando a cobrar protagonismo en este mercado, pues son los mayores productores a nivel mundial y dominan ahora el segmento del coco desecado y en aceite. La distancia hasta Europa los hace menos competitivos sin embargo a la hora de competir en el rubro de cocos frescos.

El CBI apunta que la producción en general de cocos en el Asia Pacífico está envejeciendo y que se ve golpeada por los precios bajos y la falta de financiamiento, lo que ha desmotivado a los productores para replantar árboles de la especie. Los árboles de coco demoran 10 años antes de entregar ganancias, lo que quiere decir que la creciente demanda dependerá cada vez más de otras regiones. 


Etiquetas: exportaciones