19 octubre 2020 | 09:56 am Por: Agraria.pe Redacción

Señaló la investigadora y profesora de Administración de la Universidad del Pacífico, Angie Higuchi

“Con la entrada de los transgénicos tendremos solamente monocultivos”

“Con la entrada de los transgénicos tendremos solamente monocultivos”
La entrada de semillas transgénicas lastrará la imagen del Perú en aspectos como la gastronomía y el prestigio por su calidad de café o cacao; y que antes de incursionar en una ley a favor de los transgénicos, se debe estudiar meticulosamente su impacto ambiental y sanitario, pidi

(agraria.pe) El proyecto de ley que busca extender hasta el 2035 la moratoria al ingreso y producción de organismos vivos modificados genéticamente (OVM), conocidos como transgénicos, está próximo a debatirse en el Congreso.

Al respecto, la investigadora y profesora de Administración de la Universidad del Pacífico, Angie Higuchi, sostuvo que “el Perú tiene muchos pisos altitudinales y con ello varios alimentos que se adaptan a los diferentes suelos. Con la entrada de los transgénicos tendremos solamente monocultivos: un solo bien que no acepta asociaciones de su entorno”.

La especialista señaló como ejemplo: “el cacao es un producto higroscópico, es decir, que toma sabores y olores de su entorno. Si lo siembras junto a un banano, vainilla o naranja, el chocolate tendrá sabores distintos. Además, el otro cultivo le hace sombra. El sol no lo mata. Esa es una relación simbiótica”.

También manifestó que permitir el uso de transgénicos acabará con la relación simbiótica y sumada a que el pequeño productor tendrá que aplicar más pesticidas y químicos, no solo interrumpirá la agricultura orgánica en su suelo sino en territorios vecinos, ya que los componentes se desplazan por el aire y el agua que utilicen.

En una primera instancia la aplicación de esta revolución tecnológica en el agro puede generar buenas impresiones, dado que pretende acelerar la producción de recursos que la propia naturaleza no podrá abastecer con el paso de los años. “Seremos 10.000 millones de personas en el mundo al 2050. Las empresas de corte químico, como Bayer y Monsanto, buscan tratar de controlar la situación con semillas modificadas que permitirían un rendimiento de tres hasta cinco veces más, con un menor esfuerzo en mano de obra para combatir plagas y retirar la maleza”.

La investigadora detalló que estas semillas modificadas están asociadas a un pesticida que se encarga de neutralizar a bichos que las amenacen y alejen a las plagas. Sin embargo, Higuchi advierte que, con su mismo uso, las amenazas van haciéndose más resistentes a estos elementos por lo que los agricultores tienen que adquirir nuevas semillas y pesticidas.

“Entonces se genera un círculo vicioso que nunca termina, y el agricultor seguirá dependiendo de grandes compañías para comprar una semilla o pesticida más potente. Este es el problema a mediano y largo plazo”, puntualizó.

Higuchi sostiene que la entrada de semillas transgénicas lastrará la imagen del Perú en aspectos como la gastronomía y el prestigio por su calidad de café o cacao; y que antes de incursionar en una ley a favor de los transgénicos, se debe estudiar meticulosamente su impacto ambiental y sanitario.

“Hay que revalorar el campo. No esperemos otros nueve años para ponernos las pilas ante los transgénicos. La agricultura es un peldaño importante y no solamente hay que protegerla, también hay que velar al consumidor por lo que come. Está muy probado que los pesticidas transgénicos están asociados directamente a enfermedades renales, hormonales y hasta el cáncer”, sentenció.

Por su parte, Eduardo Zegarra, investigador principal de Grade, señaló que al Perú no le conviene ser productor de transgénicos debido a los niveles de concentración en esta industria, los cuales “terminan en manos de una sola gran corporación”. En la agricultura “quien controla la semilla, controla todo”, por lo que moratoria los transgénicos debe mantenerse para distinguirnos de otros países, acercándonos a la especialización en productos orgánicos.

En tanto, a través de un comunicado difundido ayer (19.10), la Convención Nacional del Agro (Conveagro) advirtió que el Gobierno, a través de Jorge Montenegro y Alberto Maurer, ministro de Agricultura y viceministro de Políticas Agrarias respectivamente, estarían presionando al Congreso de la República para evitar la aprobación de la Ley que amplíe la moratoria a la liberación de semillas transgénicas.

*Con información de La República

 

Etiquetas: transgenico