05 noviembre 2019 | 09:52 am Por: Agraria.pe Redacción

Señaló el director general de Fresh Fruit Perú, Luis Corvera

Agroexportación: el uso de la inteligencia comercial hace la diferencia

Agroexportación: el uso de la inteligencia comercial hace la diferencia
En la campaña de palta 2019 nuevamente las agroindustriales peruanas destinaron el mayor volúmen a Europa, donde, debido a la alta oferta, se vieron afectadas en el precio, mientras que el mercado estadounidense tenia problemas de abastecimiento. Solo dos empresas nacionales aprovecharon este panorama: Avocado Packing Company y Complejo Agroindustrial Beta.

(Agraria.pe) Entre abril y setiembre de 2019, Perú despachó 286.922 toneladas de palta (12% menos que el mismo período de 2018) por un valor de US$ 669 millones (3% más), lo que reflejó que hubo una caída en el volumen exportado pero con mejores precios, indicó el director general de Fresh Fruit Perú, Luis Corvera.

Recordó que en la campaña de 2018, un crecimiento no planificado en la producción de palta de Perú ocasionó una sobreoferta que llevó los precios a la baja, hasta US$ 2 por kilogramo, frente a los US$ 2.4 del 2017. En esa campaña, las exportaciones se dispararon un 45% en volumen, pero el crecimiento en valor solo lo hizo en 24%.

Dicho comportamiento, dijo que motivó a los exportadores a estabilizar sus volúmenes y no crecer para evitar nuevas caídas en los precios. “Este panorama animó a varias empresa a adelantar un par de semanas su cosecha y así evitar la sobreoferta este año, pero fueron tantos los que pensaron igual que solo adelantaron el problema. Lo más dramático fue que apuntaron al mismo mercado que un año antes habían saturado, Europa, y a pesar de la mala experiencia en esta campaña tampoco buscaron nuevos destinos”. El 87% de los despachos de las primeras semanas llegó al Viejo Continente.

Detalló que durante seis semanas más se presionó a Europa y el precio, que empezó en US$ 2.1 el kilogramo; cayó hasta US$ 1.95. “Y aquí vino un segundo desacierto: en lugar de tratar de entender al mercado y así buscar nuevos destinos, decidieron reducir las cosechas para la exportación”.

Agregó que para ese momento, Estados Unidos tenía problemas de abastecimiento ya que la cosecha californiana fue afectada por el mal clima; y la mexicana fue afectada por las amenazas de la administración Trump. “Sin mucha palta en el mercado estadounidense, el precio promedio saltó hasta US$ 2.85, un 46% más que el que se ofrecía en Europa. Pero las empresas peruanas, en su mayoría, no estaban informadas de esto; habían descuidado la inteligencia comercial”.

El director general de Fresh Fruit Perú, señaló que no fue sino hasta inicios de septiembre cuando hubo una reacción tardía de los exportadores peruanos. En ese momento la campaña se acababa y no había más palta, además de que la exportación mexicana empezó a estabilizarse. Chile, con una ventana comercial complementaria a la peruana, adelantó su campaña y aprovechó la oportunidad.

Luis Corvera destacó que solo dos empresas peruanas sacaron provecho de la información. Avocado Packing Company, la joint venture del grupo Mission, fue una de ellas. Esperó que el mercado global se estabilizara y priorizó, por primera vez, Estados Unidos sobre Europa. Desde finales de abril, destinó allí más del 66% de sus exportaciones. Y, durante los últimos meses (en medio de la contracción de la oferta peruana), regresó con fuerza al Viejo Continente. Así, saltó del tercer lugar al liderazgo en palta. Exportó 30.362 toneladas por US$ 81 millones, creciendo con solo 4% en volumen, 42% en valor, con un precio promedio de US$ 2.7 por kilogramo.

Complejo Agroindustrial Beta, por su parte, dio un gran salto, al crecer 78% en volumen y 73% en valor. En tanto, los líderes de 2018 se vieron desplazados esta vez. El uso de la inteligencia comercial hizo la diferencia. Se espera que para la próxima campaña sea diferente.

Fuente: Día 1 de El Comercio