14 octubre 2021 | 09:22 am Por: José Carlos León Carrasco

Propuso el jefe de Gabinete de asesores del Midagri, Eduardo Zegarra

Se debe discutir y plantear modelos alternativos para la asignación de las tierras que se generen a través de los grandes proyectos de irrigación

Se debe discutir y plantear modelos alternativos para la asignación de las tierras que se generen a través de los grandes proyectos de irrigación
Zegarra dijo que en el modelo preexistente (las tierras productivas por grandes irrigaciones) fueron sistemáticamente orientadas solo a grandes grupos empresariales, con ventajas desmedidas, excluyendo a la agricultura familiar, pese a que dichos proyectos de irrigación se hicieron con dinero del presupuesto nacional.

(Agraria.pe) El jefe de Gabinete de asesores del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), Eduardo Zegarra Méndez, indicó nuestro país tiene en curso al menos dos grandes proyectos de irrigación como Majes-Siguas II (Arequipa) y Chavimochic III (La Libertad) que probablemente en los próximos 2 o 3 años generen una ampliación de frontera agrícola de manera significativa.

Señaló que se debe discutir y plantear abiertamente modelos alternativos para la asignación de las tierras -muy productivas y de alto valor- que se generen a través de estos grandes proyectos de irrigación

“En el modelo preexistente (las tierras productivas por grandes irrigaciones) fueron sistemáticamente orientadas solo a grandes grupos empresariales, con ventajas desmedidas, además recibieron una serie de beneficios tributarios y laborales -como Ley de Promoción Agraria que hace mucho debió reformarse- excluyendo en términos teóricos y conceptuales a nuestra agricultura familiar que no ha recibido atención por parte del Estado, pese a que dichos proyectos de irrigación se hicieron con dinero del presupuesto nacional, es decir dinero de todos los peruanos”, comentó.

En ese sentido, Zegarra dijo que existe la voluntad política de hacer un nuevo diseño y una nueva manera de enfrentar la repartición de las tierras que se agregan a la frontera agrícola en zonas que antes no tenían riego.

Concentración de tierras
Por su parte, el presidente de la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro) dijo que este proceso de la Segunda Reforma Agraria tiene que permitir a los pequeños productores acceder legítimamente a tierras con vocación agrícola.

“Es inconcebible que actualmente el país tenga una empresa que tiene más de 100.000 hectáreas y probablemente esté afilándose para adquirir 20.000 hectáreas más en el proyecto de Irrigación Majes Siguas II, eso tiene que parar ya que no es conveniente en ninguna parte del mundo. Además, el Estado no puede subsidiar a estos grupos empresariales”, sostuvo.

Agregó que la denominada segunda reforma agraria tiene que analizar el tema de concentración de la tierra y minifundio porque los dos extremos no van a permitir generar sostenibilidad en autonomías productivas en las cadenas.

Indicó que según la Ley de Tierras (Ley N° 27887), publicado hace 18 años, se faculta que el 30% de los territorios agrícolas de los grandes proyectos de irrigación sean para los pequeños productores. Añadió que dicha ley sigue vigente ya que no ha sido derogada, pero tampoco ha sido reglamentada.

“Hay que retomar la reglamentación, desde el Congreso se debe discutir un proyecto de Ley que verdaderamente genere condiciones para la tenencia de propiedad de los pequeños agricultores en estos proyectos de irrigación, en módulos de 10 o 20 hectáreas que puedan generar clústeres económicos para producción nacional y también para exportación, pero debemos asegurar el alimento al país ya que se viene un tiempo complicado en el escenario mundial”, comentó.

Dato

. El Proyecto Majes-Siguas II, permitirá ampliar la frontera agrícola en 38.500 hectáreas; mientras que Chavimochic III permitirá irrigar 60.000 hectáreas nuevas.

 

Etiquetas: irrigacion