06 agosto 2020 | 08:55 am Por: Agraria.pe Redacción

Destacó el director ejecutivo de AGAP, Gabriel Amaro

Perú se consolida como importante abastecedor mundial de alimentos

Perú se consolida como importante abastecedor mundial de alimentos
El agro es el principal abastecedor de alimentos en todo el mundo, por lo que su continuidad productora nunca debe detenerse. Para este año se proyectaba una expansión de 12% de las agroexportaciones; sin embargo, dada la coyuntura, es probable que no se alcance esas cifras, pero igual se registrará un incremento en relación con el 2019.

(Agraria.pe) La pandemia del covid-19 afectó la economía global, pero sectores como la agroexportación supieron afrontar la coyuntura y mantener sus operaciones, manifiesta el director ejecutivo de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), Gabriel Amaro.

¿Cómo afecta esta pandemia a las agroexportaciones? 
Es un problema que afecta a todo el mundo. Los países hicieron grandes esfuerzos para proteger algunos sectores esenciales, por ejemplo, la salud y también alimentos. En ese sentido, debemos recordar que el agro es el principal abastecedor de alimentos en todo el mundo, por lo que su continuidad productora nunca debe detenerse.

Se trata, pues, de una cadena protegida e impulsada por los gobiernos. Es importante que no solo se cubran y abastezcan los mercados internos, hay un espectro comercial mundial muy amplio que es sumamente importante. Por eso, todos los países mantuvieron los puertos y aeropuertos para que ese intercambio de productos agrarios se mantenga y fluya.

¿El sector agroexportador peruano estuvo preparado para afrontar esta situación?
Las fortalezas que tienen las empresas del sector agroexportador es que todas están acostumbradas a contar con protocolos de sanidad, seguridad, así como de buenas prácticas agrícolas y manufactura, por ello pudimos desarrollar rápidamente protocolos internos y comenzar a aplicarlos en todos nuestros procesos, es decir, medidas sanitarias que se desarrollaron casi de manera inmediata.

El hecho de que toda la población entró en cuarentena significó un gran reto por el sector agroexportador. Se desarrollaron nuevas formas de realizar procesos administrativos. Prácticamente, todos los trámites se efectuaron digitalmente en el país, por lo que las operaciones de exportación tuvieron que adaptarse a estos cambios.

Trabajamos con los ministerios y las entidades gubernamentales acciones para implementar documentos digitales, ya sean certificados fitosanitarios, permisos, documentos diversos, es decir, toda lo requerido para exportar.

¿Y cuáles fueron los resultados de todas estas acciones?
Esto permitió que el sector agroexportador mantenga buenas perspectivas de crecimiento para este año. Por ejemplo, ya se cerraron tres campañas: la de arándanos, la de mangos y la de uvas. Estos tres cultivos tuvieron crecimientos importantes. El estado de emergencia se implementó en marzo, justo cuando culminaban estas campañas y empezaban otras.

Ahora observamos cómo se desarrollan las campañas de cítricos, paltas y granadas, las cuales también tienen buenas perspectivas de crecimiento, pues, dadas las actuales circunstancias, las personas necesitan mejorar sus defensas y optan por alimentos saludables, y el Perú es un gran exportador de ellos.

¿Cuáles son las proyecciones de las agroexportaciones locales para este año?
El sector mantiene sus buenas perspectivas de crecimiento para el 2020. Inicialmente proyectamos una expansión de 12% de las agroexportaciones; sin embargo, dada la coyuntura, es probable que no alcancemos esas cifras, pero igual se registrará un incremento en relación con el 2019.

Es importante decir también que dentro de lo negativa que resultó esta situación para el mundo, el Perú se consolidó como uno de los principales abastecedores globales de alimentos. Actualmente, ocupamos el décimo tercer lugar y estamos seguros de que seguiremos escalando.

Además, este año fue bueno porque no se presentaron condiciones climáticas adversas, como sí ocurrió en períodos anteriores, lo que garantiza una buena productividad de los campos.

Si sumamos esas positivas circunstancias a los buenos procesos implementados y a la rápida acción de las autoridades para mantener la cadena exportadora, las perspectivas de crecimiento son alentadoras y así podremos cerrar un buen año para la agricultura en general, pese a todo.

¿Cuáles son los retos en la pospandemia?
Nuestro país ha destinado recursos para destrabar temas burocráticos, agilizar los procesos, digitalizarlos. Nuestro reto ahora es generar cada vez más empleo y recuperar no solamente los niveles de crecimiento registrados anteriormente, sino además desarrollar auténticas reformas que nos fortalezcan como nación.

Panorama favorable
De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), las exportaciones de productos agrarios alcanzarán los US$ 8.000 millones este año, monto que significará un incremento superior al 6% en comparación con lo registrado en 2019.

Precisó que si bien esta actividad fue afectada por la pandemia en el segundo trimestre del año, entre el 60% y el 65% de sus envíos se efectúan durante el segundo semestre, en el que se concentrarán los esfuerzos para reactivar la economía.

Según el Banco Central de Reserva del Perú (BCR), las agroexportaciones ascendieron a US$ 425 millones en mayo pasado, monto superior en 31.1% respecto a abril; destacó el aumento del volumen embarcado en 33.5%.

En mayo fue mayor el envío al exterior de paltas frescas con un incremento de 88.2% frente a abril; espárragos, frescos en 187.5%, y banano orgánico, en 7.1%, entre otros. Los destinos que mostraron mayor dinamismo para los productos peruanos fueron Unión Europea (40.4%), Estados Unidos (65.7%) y Chile (26.7%).

“Considerando que la mayor parte de las exportaciones agrarias se concentran en la segunda mitad del año; esas operaciones coincidirán con el plan de apertura de diversos sectores”, aseveró.

Fuente: Diario El Peruano

 

Etiquetas: alimentos