15 febrero 2021 | 09:18 am Por: José Carlos León Carrasco

Informó el gerente general de Key Perú, Miguel Ognio

Exportaciones peruanas de cebollas dulces alcanzaron las 156 mil toneladas en la campaña 2020/2021

Exportaciones peruanas de cebollas dulces alcanzaron las 156 mil toneladas en la campaña 2020/2021
Del total exportado, entre el 85% y 90% se dirigió a Estados Unidos, y el resto a Latinoamérica y Europa.

(Agraria.pe) En la campaña 2020/2021, las exportaciones peruanas de cebollas dulces (o amarillas) alcanzaron las 156 mil toneladas (6.000 contenedores de 26 toneladas c/u), volumen similar a lo despachado en la campaña anterior (2019/2020), informó el gerente general de Key Perú, Miguel Ognio.

Señaló que, del total exportado, entre el 85% y 90% se dirigió a Estados Unidos y el resto a Latinoamérica y Europa. Detalló que España adquirió más cebolla dulce procedente de Perú en la campaña 2020/2021.

Indicó que el mercado estadounidense (principal destino de la cebolla dulce de Perú) estuvo muy activo, a pesar de que el canal Horeca (Hoteles, restaurantes y catering) estuvo cerrado; sin embargo, el canal retails y supermercados estuvo muy dinámico por el mayor consumo de alimentos en los hogares.

En cuando a la producción, dijo que se esperaba un mayor volumen de cebollas dulces, pero los rendimientos fueron bajos debido a que entre marzo y junio (cuando se realizan las siembras y los trasplantes), se impuso la primera cuarentena para prevenir el contagio del Covid-19, por lo cual no hubo disponibilidad de mano de obra para hacer dichos trabajos.

“Las restricciones sanitarias fueron muy exigentes, los propios agricultores-exportadores impusieron restricciones sanitarias muy fuertes en sus fundos para evitar los contagios de sus trabajadores. Además, el desabastecimiento de insumos se hizo más lento y complicado y en agricultura cualquier retraso puede afectar la cosecha, ese efecto hizo que al final cuando estas cosechando de agosto a noviembre, los rendimientos no fueron los esperados, sin embargo, el mercado estaba bien y ayudó a que los precios permitieran compensar esa falta de productividad”, sostuvo.

Otro de los problemas registrados en la campaña 2020/2021 fue la poca disponibilidad de contenedores. Según dijo, debido a la pandemia se suspendió la producción de contenedores refrigerados en el mundo por lo cual el reemplazo de los mismos fue muy lento, esto provocó que la cantidad de contenedores que llegaron a Perú fuera menor.

Además, indicó que las navieras priorizaron embarcar productos de mayor rentabilidad ya que ganan más cuando llevan un contenedor de uva de mesa que de cebollas. “Además del tema productivo se presentaron estos problemas en el transporte por lo que algunos embarques no se efectuaron a tiempo y el producto se descompuso en el campo, ya que si bien estaban listos no había espacio para despachar por parte de las navieras”.

Miguel Ognio dijo que en nuestro país se instalan entre 3.000 y 4.000 hectáreas de cebolla dulce al año, siendo Ica la principal zona productora, pero también se siembra un porcentaje en Olmos (Lambayeque).

Participación de Key Perú
En lo que respecta a Key Perú, exportó 890 contendores en la campaña 2020/2021 (volumen similar a la campaña anterior). La empresa siembra entre 450 y 500 hectáreas de cebolla dulce al año (350 ha en Ica y el resto en Huaura).

“El mercado de la cebolla dulce no crece exponencialmente y se mantiene entre 3% y 5% al año. El día que este mercado crezca, la demanda permitirá que haya mayor producción, pero no debemos despachar más de lo que el mercado pide sino nos volveremos un commodity, lo cual se debe evitar para tener siempre precios premium; debemos pensar en la rentabilidad para que el negocio sea factible”, finalizó.

 

Etiquetas: cebolla , exportaciones