17 mayo 2022 | 09:06 am Por: José Carlos León Carrasco

Señaló el director ejecutivo de AGAP, Gabriel Amaro

“En los últimos 10 meses, el gobierno ha destruido la competitividad y la formalidad del país”

“En los últimos 10 meses, el gobierno ha destruido la competitividad y la formalidad del país”
AGAP ha solicitado al Gobierno, a través del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la reactivación de la mesa técnica agraria, espacio para discutir las problemáticas del sector.

(Agraria.pe) El acelerado incremento del precio de los fertilizantes (en más de 300%) y su escasez a nivel mundial (debido a la guerra entre Ucrania y Rusia, importantes países productores de urea), ha ocasionado una menor disponibilidad de dichos productos para el agricultor, por lo que sembrarán menos áreas de cultivos y sus rendimientos productivos se verán disminuidos, lo que provocaría escasez de alimentos. A ello se suma la desilusión de los productores ante una fallida Segunda Reforma Agraria; todo esto podría generar una severa crisis social en nuestro país.

Gabriel Amaro Alzamora, director ejecutivo de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), indicó que para solucionar este y otros problemas en el sector, su representada ha solicitado al Gobierno, a través del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la reactivación de la mesa técnica agraria, espacio donde se discuta de manera técnica las problemáticas del sector.

“Esta mesa técnica hace años que no funciona y le hemos pedido al gobierno que se reactive, esperemos que el MEF pueda habilitarla y que comience a funcionar para buscar soluciones. Debemos trabajar juntos para atender a todos los actores del sector, porque si el sector agrario no es atendido como corresponde, puede haber un estallido social”, sostuvo.

Al respecto, dijo que los pequeños agricultores no pueden soportar este incremento en el precio de los fertilizantes, que se origina por una crisis internacional, pero se intensifica por la crisis política, económica y social interna. Hasta ahora el gobierno no ha tomado ninguna decisión técnica al respecto sobre el tema.

“Los mensajes del gobierno no son claros y no marcan una ruta de solución, eso genera más preocupación, por esa razón hace dos semanas nos reunimos con funcionarios del MEF y del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), donde le presentamos propuestas y rutas claras para mitigar el problema de los fertilizantes, que data de muchos meses atrás y que lo veníamos alertando (desde septiembre de 2021) y no se nos escuchó en ese momento”, comentó.

Inversiones en el sector se retiran del país
En otro momento el director ejecutivo de AGAP, indicó que, en los últimos 10 meses, el gobierno ha destruido la competitividad y la formalidad del país, por lo que urge recuperarla.  “Todos los países del mundo buscan todos los días cómo ser más competitivos, sin embargo, en Perú parece que eso no es importante y al contrario elimina nuestra competitividad, eso hace daño al bienestar de las personas porque no permite que los sectores económicos se desarrollen, haya inversión y se genere empleo”.

En el caso del sector agrario, manifestó que las inversiones se están retirando del país y están aterrizando en las naciones que sí tienen un compromiso con sus sectores económicos y están generando espacios de competitividad sectorial.  Como ejemplo dijo que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) ha publicado dos normas que no han sido consultadas en el Consejo Nacional del Trabajo: I) Decreto Supremo que regula los servicios de tercerización y II) Decreto Supremo que incrementa la Remuneración Mínima Vital (RMV).

“Si hay un espacio constitucional como el Consejo Nacional del Trabajo, donde hay diálogo tripartito y donde se evalúa técnicamente la normativa laboral, cómo es posible que no se haya discutido estas normas ahí. Lo que debe hacer el gobierno es derogar el decreto de Tercerización”, manifestó.

Sobre el incremento de la RMV, dijo que va a afectar a todos los sectores, sin embargo, al sector agrario formal le afecta el doble porque Ley Agraria N° 31110, vigente desde enero de 2021, contempla una Bonificación Especial por Trabajo Agrario (BETA), que no tiene carácter remunerativo y es equivalente al 30% de la RMV.

Agregó que otro problema que se sumaría es el referente al Código del Trabajo, que la titular del MTPA (Betssy Chávez) amenaza con enviar al Congreso de la República, sin haber pasado por el Consejo Nacional del Trabajo, espacio donde se realiza el diálogo técnico. “Ese código tiene una serie de normas contrarias a la formalidad y la sostenibilidad de las inversiones. La ministra se olvida que ella tiene la responsabilidad de promover el empleo, y cómo lo va a lograr si se ataca a la inversión y a las empresas”.

Gabriel Amaro, dijo que la semana pasada se reunió con representantes del MEF para abordar temas relacionados al Plan Nacional de Competitividad. En lo concerniente al sector agrario sostuvo que es necesario mejorar la regulación transversal, eliminar barreras, ampliar mercados, facilitar y acelerar las inspecciones y hacer una reingeniería de la normativa del sector

En ese sentido, señaló que existen varias barbaridades regulatorias en el país, por ejemplo, señaló que es incomprensible que el costo de derecho de trámite de un estudio de impacto ambiental detallado en el sector agrario sea más caro que en el sector minero.

Además, mencionó que cuando la fiscalización ambiental estaba en el Midagri y pasó al Servicio Nacional de Certificación Ambiental (Senace) y al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), ambas entidades adscritas al Ministerio del Ambiente (Minam), algunas multas se incrementaron hasta en 272.000% “eso es una barbaridad y va a acabar con la formalidad en el sector agrario. A eso hay que sumarle el cambio de la ley agraria, donde se derogó una Ley promotora para todo el sector agrario”.

“Esos son ejemplos claros de cómo la regulación afecta la poca formalidad en este sector, todo eso hay que corregirlo sin miedo, pensando en el país y en los peruanos. Necesitamos hacer que más personas que trabajan en el sector agrario de manera informal ingresen a la formalidad, cómo generar más empleo formal y cómo hacer para que las personas tengan mejores capacidades para que accedan a mejores remuneraciones. Todos estos problemas se pueden resolver, pero falta la voluntad de las autoridades”, finalizó.

 

Etiquetas: Agap