29 septiembre 2010 | 10:30 am Por: Arturo Córdova apellido

Entraría en vigencia en enero

El agro peruano en el acuerdo comercial con Tailandia

El agro peruano en el acuerdo comercial con Tailandia

Están adecuando sus líneas de productos. El acuerdo comercial con el país asiático está en stand by desde hace cinco años. Como el resto de los países asiáticos, se presenta como un mercado interesante para colocar alimentos frescos.  

 

Por Manuela Zurita 

 

Lima, 29, Septiembre (Agraria.pe) – El Protocolo de Cosecha Temprana que negociaron Perú y el Reino de Tailandia hace cinco años, entraría en vigencia en enero próximo y podría abrir oportunidades de negocio y desarrollo para el sector agrícola nacional.  

 

Así lo informó un alto funcionario del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) quien explicó que para ello ambos gobiernos llevan adelante un proceso legal, que incluye la adecuación de las listas arancelarias peruana y tailandesa a la nomenclatura vigente. En el caso de nuestro país pasó de 6994  (en 2005) líneas de productos a 7370 (hoy). 

 

El acuerdo quedó en stand by y no ha sido puesto en vigencia desde entonces debido a cambios frecuentes del régimen político de Tailandia, explicó la fuente. 

 

Agro 

 

Según estadísticas de Promperú, las agroexportaciones a Tailandia todavía son mínimas, representando de enero a julio de este año el 2,1% del total de los envíos a ese destino. No obstante, han experimentado un crecimiento de  13,4%, con ventas de uvas frescas por US$ 1,2 millones (614,5 TM) de mucílagos de semillas de tara por US$ 48,6 mil (141,7 TM) y de tara en polvo por US$ 23,4 mil (18 TM). 

 

Tailandia formó parte de los llamados “7 Tigres asiáticos” y podría ser un interesante mercado para colocar alimentos, como frutas y hortalizas, especialmente en el sector poblacional que genera ingresos promedios, comentó la fuente. También destacó los precios competitivos de la maquinaria fabricada en ese país. 

 

Aranceles del Protocolo

 

Agraria.pe revisó los documentos adjuntos al Protocolo que suscribieron Perú y Tailandia en 2005, publicados en la página web del MINCETUR. De acuerdo con la lista de mercancías de Perú establecida entonces, la mayoría de las líneas de productos sujetas a arancel 0 pertenecen al sector agro. Entre ellas, se enumera a las de animales vivos para reproducción, frutas comestibles y hortalizas para siembra (papas, garbanzo, frijoles, remolacha azucarera, alfalfa, tabaco y otras) semillas, abonos (guano, úrea, etc) y maquinaria (para la industria lechera, para clasificación de semillas, descarilladoras y despulpadoras de café) y sistemas de riego y aspersores.

 

La lista de Tailandia también da señales impositivas para el agro peruano. En ella se incluyen con arancel cero: los huevos de gallina, de pato y de otros animales y el semen de bovino; y con el 1%: las semillas de remolacha azucarera las de alfalfa, trébol, festuca, pasto azul, caucho, entre otros. 

 

Los temas sensibles del acuerdo refieren sólo al agro, incluyendo banda de precios, salvaguardias, arroz, azúcar y pollo.

 

Los productos agrícolas obtendrían el libre acceso al mercado tailandés en un lapso de seis años, según el cronograma de desgravación. 

 

EL DATO 


- El nombre completo del Protocolo de Cosecho Temprana es Protocolo para Acelerar la Liberalización de Comercio en Mercancías y Facilitación de Comercio entre Tailandia y el Perú. 

- El Protocolo fue firmado entre el 01 y el 04 de noviembre de 2005. Un año después, se añadieron acuerdos relacionados con el acceso a mercados, origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, procedimientos aduaneros, salvaguardia, solución de controversias, según explica la página web del MINCETUR. En este portal también se pueden encontrar las listas de mercancías de Perú y Tailandia del Protocolo. 

- El principal producto de agroexportación de Tailandia es el arroz. Según Trade Maps, en 2009 exportó US$ 5 mil millones; caucho natural, US$ 4,3 mil millones; azúcar de caña, US$ 1,8 mil millones; preparaciones y conservas de carne, US$ 1,6 mil millones.