26 junio 2020 | 09:09 am Por: José Carlos León Carrasco

Actual norma establece la moratoria de los organismos vivos modificados (OVM) por un periodo de 10 años, plazo que vence el 2021

Conveagro solicita la promulgación de Ley de Moratoria Indefinida de Transgénicos

Conveagro solicita la promulgación de Ley de Moratoria Indefinida de Transgénicos
Organizaciones agrarias rechazan el proyecto normativo “Reglamento Interno Sectorial sobre Seguridad de la Biotecnología para el Desarrollo de Actividades con Organismo Vivos Modificado para el Sector Agrario (RISBA)” que, según señalan, solo beneficiaría a los intereses de compañías multinacionales, por lo que exhortan al Gobierno del Perú a respetar los procesos de diálogo y proteja la biodiversidad.

(Agraria.pe) La Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro) solicitó al gobierno la promulgación de una Ley de Moratoria Indefinida de Transgénicos, toda vez que la actual norma (Ley N° 29811) -emitida en diciembre de 2011- establece la moratoria de los organismos vivos modificados (OVM) por un periodo de 10 años, plazo que vence el 2021.

“Perú tiene el banco genético más importante del mundo, cuenta con una agrobiodiversidad realmente extraordinaria, por tanto, tiene que existir una protección de facto para las riquezas genéticas en agricultura y ganadería”, señaló el presidente de Conveagro, Clímaco Cárdenas Cárdenas.

Indicó que es una necesidad que se discuta en el próximo Pleno Agrario una ley de moratoria indefinida de organismos vivos modificados ya que actualmente no se tiene bien definida la protección de las riquezas genéticas en nuestras fronteras. Recordó que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), entidad adscrita al Ministerio del Ambiente (Minam), detectó Organismos Vivos Modificados en cultivos de maíz amarillo duro, en las regiones de Áncash y Piura en 2015.

“No hay el interés de cautelar el patrimonio de agrobiodiversidad que tiene el Perú. Queda claro que hay un abandono histórico de la agricultura y uno de sus mayores tesoros son nuestras semillas porque son elementos de vida, de trabajo, de tradición, de cultura”, manifestó.

El presidente de Conveagro también se refirió al proyecto normativo denominado “Reglamento Interno Sectorial sobre Seguridad de la Biotecnología para el Desarrollo de Actividades con Organismos Vivos Modificados para el Sector Agrario (RISBA), que según dijo, vulnera aspectos de la Ley N° 29811.

“Para Conveagro es claro que hoy hay funcionarios en los ministerios, sobretodo de Agricultura y Riego, especialistas, vulnerando leyes a través de resoluciones y normas. Seguimos siendo el patio trasero en las estructuras del gobierno peruano de turno, y esto demuestra claramente que no hay una voluntad política de hacer cosas en favor de la agricultura familiar; muy por el contrario, ven cómo seguir vulnerando los derechos y las riquezas naturales que tiene la biodiversidad”, señaló.

Pensión para guardianes de la agrobiodiversidad
Clímaco Cárdenas solicitó además de la promulgación de Ley de Moratoria Indefinida de Transgénicos, que se establezca un reconocimiento económico para los guardianes de la agrobiodiversidad.

“Se debe analizar qué clase de pensión deberían recibir, pero pensamos que puede ser tipo Pensión 65, es lo mínimo que merecen estas personas que dedican su vida en cautelar las semillas”, comentó.

Rechazan proyectos pro transgénicos que amenaza biodiversidad
Diversas asociaciones agrarias y representantes de la sociedad civil rechazaron la publicación del proyecto normativo denominado “Reglamento Interno Sectorial sobre Seguridad de la Biotecnología para el Desarrollo de Actividades con Organismo Vivos Modificados para el Sector Agrario (RISBA) con RM 0123-2020-Minagri, emitido el 27 de mayo de 2020.

Según indican, la publicación de dicho proyecto, realizado en medio de la pandemia del Covid-19, con el gobierno y los ciudadanos preocupados por la sobrevivencia y su salud y la  de su familia, levanta sospechas de un intento de tomar ventaja sobre la coyuntura para introducir organismos vivos modificados (OVM) con solo un reglamento y su aprobación expeditiva.

“Este proyecto normativo busca crear un sistema regulatorio que permite la liberación comercial de cultivos transgénicos al medio ambiente en el Perú, sin respetar el debido proceso y el marco legal vigente (Ley N° 29811 que establece la Moratoria al ingreso y producción de organismos vivos modificados al territorio nacional por un período de 10 años). Asimismo, relega el deseo de los peruanos, representados a través de las 16 regiones que han declarado su territorio libre de transgénicos”, indican.

“(Permitir el ingreso de transgénicos) representa una grave amenaza a la rica biodiversidad del Perú, a nuestra herencia cultural derivada de la misma, y a los más de 10.000 años de domesticación de plantas y animales, desprotegiendo la herencia biocultural Nacional. Este riesgo de contaminación de nuestros recursos biológicos presenta una amenaza inaceptable para nuestra biodiversidad, recursos genéticos y para los miles de campesinos y comunidades indígenas que dependen de ellos para su sobrevivencia”, agregan.

Añaden que el ingreso de OVM amenaza con dañar la economía de miles de familias peruanas que han prosperado gracias al crecimiento de los sectores de agroexportación, gastronomía y turismo, que cuentan con la riqueza de nuestra biodiversidad como elementos para su desarrollo.

“El proyecto RISBA promueve un sistema regulatorio fallido y sumamente peligroso, porque se pretende con una Resolución Ministerial autorizar el ingreso de OVM y reglamentar su uso agrícola, crear un conflicto de intereses dentro del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA); amenaza con introducir transgénicos mientras nuestro país aún requiere una apropiada capacidad regulatoria”, manifiestan.

“Reiteramos nuestro total rechazo al proyecto RISBA que promueve un modelo económico que solo beneficiaría a los intereses de compañías multinacionales y exhortamos al Gobierno del Perú a respetar los procesos de diálogo para lograr consensos que beneficien a todos los peruanos y que proteja nuestra biodiversidad como herencia de un país megadiverso”, finalizan.

Dato

. Entre las instituciones y representantes de la sociedad civil que rechazan el Reglamento Interno Sectorial sobre Seguridad de la Biotecnología para el Desarrollo de Actividades con Organismo Vivos Modificados para el Sector Agrario (RISBA) destacan: La Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), la Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú (Anpe Perú) y el Consorcio Agroecológico Peruano (CAP), IFOAM Organics International, miembros de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC), la Asociación de Comunidades del Parque de la Papa, la Junta Nacional del Café (JNC), entre muchas otras.

 

Etiquetas: Conveagro