21 junio 2018 | 09:20 am Por: Edwin Ramos

Mercados globales

32 por ciento de consumidores en EE.UU. están interesados en comprar fruta genéticamente modificada que dure más

32 por ciento de consumidores en EE.UU. están interesados en comprar fruta genéticamente modificada que dure más

Además, se revelan tendencias de consumo que dan preferencia a productos “diseñados”  en un ámbito tecnológico con las características de los productos cosechados pero sin que afecten el ambiente.

(Agraria.pe) La ciencia aplicada a la industria alimenticia va marcando el paso en las preferencias de los consumidores. Así queda revelado en un reciente estudio de Tendencias Mundiales de Alimentos 2018 liberado por la agencia de inteligencia de mercados Mintel.

“Con el tiempo, el público objetivo para los productos modificados científicamente también podría incluir a los consumidores que buscan productos eficaces y puros”, refiere el documento. Y agrega que en esa vía ya existen empresas de agricultura interior cuyo objetivo es cultivar productos orgánicos y naturales utilizando herramientas de automatización y aprendizaje automático para usar menos agua y producir más.

Luego, lanza un dato revelador: “Los avances en el laboratorio también pueden atraer a consumidores que busquen la eficiencia: 32% de los compradores de fruta en los EE.UU. están interesados en fruta genéticamente modificada y que dure más”.

Entre las fuerzas que guiarán el mercado de consumo de alimentos, el estudio de Mintel refiere además que los productos modificados científicamente (alimentos y bebidas) atraerán a los consumidores preocupados por el medio ambiente y la ecología.

A ese propósito, cita que seis de cada diez adultos en el Reino Unido que compran agua embotellada por ejemplo, dejarían de adquirirla si dañara los recursos naturales de la fuente de donde proviene.

“Por otro lado, aproximadamente un 20% de los consumidores de indonesia y Tailandia, y poco más de un 10% de los consumidores de Australia, están de acuerdo en que ayudar a proteger el medio ambiente usando menos botellas de plástico o andando en bicicleta en vez de automóvil, entre otras cosas, es un aspecto importante de un estilo de vida saludable. Mientras tanto, uno de cada cinco compradores de alimentos en Brasil están de acuerdo en que usar productos menos perjudiciales para el medio ambiente, como los empaques reciclables, justifica el mayor costo”, agregan.

Disrupción  
Otro elemento disruptivo en la cadena alimentaria tradicional que identifica el reporte es que los fabricantes emprendedores buscarán reemplazar las granjas y fábricas por laboratorios en una coyuntura en la que se buscan reemplazos aceptables a los alimentos cosechados.

En el Reino Unido, por ejemplo, una cuarta parte de los consumidores manifestó que los sustitutos de la carne que son similares en sabor, textura y apariencia al producto real les resultan atractivos.

“Más adelante la tecnología podría usarse para diseñar alimentos y bebidas que sean inherentemente más nutritivos, lo que representa la posibilidad de incluir en el público objetivo de los alimentos y bebidas científicamente diseñados a los consumidores preocupados por la nutrición”, sostiene el documento.