COLUMNA DE:
Fernando Cillóniz

Fernando Cillóniz

13 junio 2019 | 10:12 am Por: Fernando Cillóniz

Ni El Niño detiene a Piura

Ni El Niño detiene a Piura
Piura es una región muy competitiva, además es espectacular su capacidad de recuperación productiva luego de los daños sufridos por la presencia del fenómeno El Niño registrado en 2017-2018. La primera lección aprendida es que ni siquiera El  Niño detiene a Piura.

Justamene en la campaña 2017/2018 la producción  de uva de mesa de esa región se vio fuertemente reducida por el fenómeno climático, sin embargo un año despues pareciera que nunca hubo daño ya que en la última campaña el volumen producido fue espectacular. 

Piura ya mandó el mensaje al mundo que es ampliamente calificado para producir uva y ni siquiera ha llegado a su tope ni remotamente.

Además, la región ya recibió el mensaje del mercado y está haciendo el cambio varietal de uva de mesa de una manera muy importante, hay cada vez más variedades patentadas y están disminuyendo el peso relativo de las uvas tradicionales (Red Globe, Thompson, Flame y Crimson).

Pero en Piura no solo se cultiva uva de mesa, hay otros productos que siguen creciendo como banano orgánico y la palta que con un adecuado manejo fisiológico se están obteniendo calibres comerciales muy interesantes, lo que augura grandes inversiones.

Además el mango ha tenido un buen año, el limón tahiti se exporta muy bien y ya se están instalando arándanos, lo que demuestra que esta región es muy diversa y estoy seguro que seguirá creciendo.

Sin embargo la región tiene muchos desafíos que deberá superar para continuar con su desarrollo, entre ellos destaca la limitación de mano de obra y del recurso hídrico. La primera se resuelve con la digitalización y automatización de las faenas agrícolas, mientras que la segunda se resuelve con afianzamiento hídrico.

Cada vez es más frecuente ver drones haciendo trabajo de inspección, cada vez hay más sistemas de acarreo mecánicos, ojalá pronto podamos ver robots podando, raleando y cosechando; es decir mecanizar todas las faenas manuales.

Además, la paralización del proyecto Alto Piura no es el fin del mundo ya que hay alternativas como la construcción de pequeños y medianos reservorios. En Piura llueve mucho y hay mucho que captar y afianzar, así  que ese es el mensaje. 

Antes de culminar mi visita a esta región visité la Universidad de Piura, que considero una casa de estudios de excelencia. Ellos están pensando en instalar  un pregrado en convenio con la Universidad de California Davis (Estados Unidos), que es una de las mejores universidades del mundo en  el ámbito agrícola; estoy seguro que dicha medida impactará de manera positiva a toda la región y al país en general.