Agraria.pe | Café dejará de ser fuente de trabajo en la mayor área cafetalera del país por el cambio climático
07 DE FEBRERO 2019 | 08:47 POR: José Carlos León Carrasco

Señaló el gerente de la JNC, Lorenzo Castillo

Café dejará de ser fuente de trabajo en la mayor área cafetalera del país por el cambio climático

Image

Desolador panorama para la caficultura nacional.

(Agraria.pe) Las altas oscilaciones de la temperatura  debido al cambio climático, ponen en peligro la producción de café arábico, el cual se siembra en nuestro país.

Así lo indicó el gerente de la Junta Nacional del Café (JNC), Lorenzo Castillo Castillo, quien señaló que las altas temperaturas afectan la calidad del producto, incrementan la presencia de plagas, reducen los rendimientos productivos y generan sobrecostos al productor.

“El café arábico tiene un horizonte de alto riesgo que lo veníamos advirtiendo en los últimos 10 años, el desafío que tenemos es si seguimos sembrando cafés arábicos y en qué condiciones”, sostuvo.

Señaló que la mayor parte del café en nuestro país se encuentra instalado entre los 1.500 a 2.000 m.s.n.m, además la tendencia es sembrar más café en la sierra, zona que sentirá los mayores efectos del cambio climático, por lo que se prevé que el café dejará de ser fuente de trabajo en la mayor área cafetalera del Perú.

“Esos 2.5 millones de peruanos que viven de manera directa e indirecta de la economía del café a qué se van a dedicar o qué ingresos van a tener en el futuro. ¿Qué será de Pangoa, Pichanaki, Selva Central o Villa Rica dentro de 20 años? ¿Cómo el país se prepara para enfrentar este riesgo? ¿Qué pasará si no hay café, con qué lo reemplazamos? Este es el horizonte caficultor por el cambio climático”, manifestó.

Robusta por arábica
Agregó que en el mundo se registra un crecimiento de café robusta. Hace 30 años la producción global de café robusta no pasaba los 15 millones de sacos (61 kilos cada saco) y actualmente son más de 65 millones de sacos.

“Este importante incremento de los cafés robustas en la industria mundial del café se debe a una motivación económica. La gran industria necesita materia prima barata y el café robusta tiene menor precio en el mercado en relación a los arábicos. Además, a la gran industria no le interesa calidad sino volúmenes”, agregó.

Indicó que la cooperación internacional hace 15 años comenzó a promover cultivares nuevos, resistentes a plagas, en la primera etapa con cafés de alta calidad, sin embargo hoy están promocionando los cafés robustas, los cuales tienen menos cafeína, menos acidez y son más suaves. “Esta tendencia de interés de comercial de la gran industria choca con la caficultura de América Latina, excepto Brasil que siembra robusta”.

Seguir con café arábica o cambiar a robusta
Lorenzo Castillo dijo que en ese contexto Perú debe pensar cómo se adapta a las nuevas tendencias y al cambio climático. Señaló que es importante contar con la capacidad instalada para cambiar el café arábico por robusta, tener el recurso humano, además de las inversiones correspondientes.

“La gran industria busca sostenibilidad en su negocio, en cambio nosotros los pequeños pensamos en la sobrevivencia del día a día, este es un punto de partida para decir Perú quiere seguir como está o entramos a otro escenario de cambio, de adaptación”, comentó. 

Mercado comienza a exigir certificaciones ambientales 
En otro momento, señaló que actualmente la gran industria de Europa está preocupada por el cambio climático, por lo que ha planteado un esquema de incidencia que establece certificaciones de huellas ambientales. 

“Europa dice que en 3 años el café, cacao y banano que ingresen a su territorio requerirán una referencia de cuánta contaminación o contribución a reducir los gases de carbono. Esa es una condición de mercado que para algunos es una medida paraaranceleria, pronto entrarán Japón, Estados Unidos y debemos adaptar la caficultura a ese proceso, ya que el 65% del café peruano se va a Europa y nos vemos obligado a poner en agenda este tema, el cual es un tema estratégico para nuestro futuro”, sostuvo.

Dato

. Lorenzo Castillo resaltó que en los últimos tres años la pérdida estimada en la economía del pequeño productor por efecto referencial de precio en la relación al costo de producción es S/ 2.764 millones. Al respecto, detalló que el estimado de costo de producción está por encima de S/ 9 el kilo contra el precio de venta de S/ 5.3.  Además dijo que esta crisis amenaza extenderse por dos años más, salvo que se  produzca la fuerte sequía que se anuncia en Brasil, la cual elevaría el precio del café en el mercado internacional.


Comentarios:
Etiquetas: