19 DE MAYO 2017 | 08:55 POR: Edwin Ramos

Panorama complejo

Sequía seguirá afectando al sector productor de caña este año

Image

Proponen una mayor participación del Estado para mejoramiento genético y un pronóstico más preciso de los eventos climáticos.

(Agraria.pe) Uno de los factores adversos que tendrá que afrontar la caña de azúcar este 2017 es la sequía, especialmente en la región Lambayeque donde el sector azucarero depende exclusivamente del reservorio de Tinajones, que es cada vez más irregular en la dotación de agua que ofrece, señaló Rolando Chavesta, especialista en el cultivo.

Los cinco meses de sequía que padeció el sector, explica, tendrán un efecto sobre la producción y productividad, afectando tanto a las principales cuatro empresas azucareras como a los cañicultores individuales. “Con este factor limitante se va a obtener una economía de escala menor, transformándose en un problema caótico para el sector agrario nacional”, apunta en declaraciones para para revista Somos Norte Digital.

Este panorama hace prever que habría en el sector una disminución del 10 al 15% natural de las cosechas, lo que suma a un déficit de 25 a 30% en volumen, plasmando biomasa para la formación de sacarosa. 

“Es probable que los rendimientos tengan una repercusión deficitaria de producción y productividad cañera, cuantificándose un área de 11,997.20 hectáreas de caña de azúcar en edad de inicio de soca y agostadas, afectados por la sequía, según la cosecha 2016”, refiere Chavesta.

En otro momento, recordó que gran parte del desarrollo cañero se ha en el valle de Chancay, donde se encuentran las empresas Pucalá, Pomalca y Tumán, con un potencial de área de 30,626 hectáreas, de las cuales 24,807 corresponden a caña de azúcar. Por su parte, los sembradores cañicultores poseen alrededor de 9,923 hectáreas. Estos últimos deben preocuparse especialmente por comprometer al Estado a través de sus instituciones como el INIA para el mejoramiento genético de las variedades de caña; al Senamhi, para que sea preciso en su información; al Senasa para clasificar y cuantificar nuevas plagas, así como la aparición de insectos propios de la época del Fenómeno de El Niño. 


Comentarios:
Etiquetas: