11 DE JULIO 2017 | 10:51 POR: José Carlos León Carrasco

Indicó el ministro de Agricultura y Riego, José Manuel Hernández

“Para este año la meta del Minagri es regular el agua en mil cochas”

Image

Una vez que las zonas altoandinas tengan agua se podrá reemplazar los pastos naturales por pastos cultivados, lo que permitirá el desarrollo del Plan Ganadero.

(Agraria.pe) El titular del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), José Manuel Hernández Calderón, indicó que para este año la meta de su sector es regular el agua en mil cochas (lagunas).

“Si solo con una cocha podemos regular el riego de 50 hectáreas, en un año tendremos regulado el riego de 50 mil hectáreas, y con participación de las comunidades campesinas, usuarios y autoridades locales”, señaló.

Hernández Calderón  manifestó que a lo largo de los años el Estado se ha preocupado por grandes proyectos de irrigación en la costa, lo cual no está mal ya que ahí se encuentran los cultivos de agroexportación; sin embargo se ha descuidado las partes altas.

“Cuántos años nos estamos demorando para tener 38 mil hectáreas de irrigación en el proyecto Majes-Siguas II, y cuánto nos cuesta estar paralizados. Con una cocha en un año podemos tener 50 mil hectáreas con riego asegurado en las zonas altas. Además,  estos sistemas tradicionales permiten almacenar, utilizar el agua y drenar progresivamente a la parte baja”, detalló.

“Hoy el programa Sierra Azul da prioridad al almacenamiento y cosecha del agua en las partes altas. Estamos mirando a nuestros antepasados, quienes manejaron bien las cochas (lagunas), waru waru, sanjas de infiltración, terrazas de formación lenta y andenes”, agregó.

El titular del Minagri manifestó que una vez que esté el agua, se podrá reemplazar los pastos naturales por pastos cultivados, lo que permitirá el desarrollo del Plan Ganadero que fue lanzado por la Dirección General de Ganadería (DGG).

Plan Ganadero
“Tenemos casi 5 millones de animales vacunos y 829 mil productores dedicados a estos animales. En las partes altas si solo cambiamos de pastos naturales a pastos cultivados podremos triplicar el número de animales vacunos por hectárea”, explicó.

Indicó que con mejor pasto la vaca engorda y produce más carne y leche, lo que significará que el productor tenga más ingresos económicos. “El productor puede tener un adicional entre S/ 7 mil a S/ 10 mil por hectárea”.

El ministro señaló que una vez que se tras el programa de pasos seguirá el mejoramiento genético del animal, para ello se importará pajillas de semen. “En la EEA Donoso del INIA (En Huaral) se cuenta con el programa de implante embrionario, además se puede traer nuevas razas”.

“Todas estas acciones permitirán quintuplicar la producción de leche por lo que es necesario procesarla para su mantenimiento, para ello iniciaremos un programa de quesos madurados que tiene mejor precio que el queso fresco, así como la instalación de plantas de pasteurización y plantas UHT. Todo esto permitirá que el ganadero altoandino tenga más ingresos por sus productos”, finalizó.


Comentarios:
Etiquetas: