16 DE DICIEMBRE 2016 | 08:58 POR: Edwin Ramos

Una vista al panorama próximo de la industria

Los robots tienen un futuro promisorio en la agricultura

Image

Cosechadoras de precisión, imágenes de alta calidad tomadas por drones y hasta robots ordeñadores, son la punta de lanza de una nueva era de agricultura tecnificada.

(Agraria.pe) La agricultura está cobijando una revolución tecnológica que involucra el uso de computadoras, sistemas de posicionamiento global (GPS), drones que prescinden de la intervención humana, tractores sin conductor, robots y mucho más.

La industria está ingresando a una era donde podrá disfrutar de grandes desarrollos en robots que podrán hacerse cargo del trabajo duro y penoso de la cosecha a mano de frutas y vegetales. 

Existen dos factores críticos que diferencian a un robot de una máquina: la capacidad de ser autónomos o de actuar con algún grado  de decisión, y la presencia de actuadores, que permiten a la máquina alterar sus entornos. Esta es la razón por la que computadoras y refrigeradoras no pueden ser llamadas robots. 

Los investigadores están usando su conocimiento de robótica ligera para crear manipuladores deformables, o “manos”, que pueden manipular productos frágiles como el brócoli, fresas y hongos. Actualmente, investigadores en el Reino Unido trabajan en un robot cosechador capaz de cortar lechugas con el mismo cuidado que los cosechadores humanos. 

La tecnología tiene el potencial de ser desplegada en cualquier momento del día e impactar positivamente en la productividad y calidad de vida de los trabajadores agrícolas. 

Tareas múltiples
Los investigadores ahora prevén robots que podrían desarrollar múltiples tareas con herramientas intercambiables que les permitirían alternar labores como sembrado, labranza, rociado con productos para el cuidado de los cultivos y cosecha.

Se podría tener también robots para la agricultura y producción de alimentos que realicen otras tareas útiles al mismo tiempo como vigilancia, mantener en observación los cultivos, ganado y maquinaria agrícola, mientras realizan sus labores primarias en la granja o en la fábrica. 

Ya las imágenes satelitales se usan mucho para la agricultura hoy. Sin embargo, un inconveniente con ellas es que no suelen ser tan buenas cuando hay una importante cobertura de nubes; pero drones de bajo vuelo sí pueden ofrecer imágenes en alta resolución de cultivos y sus condiciones. 

Diferentes sensores –luz visible, infra-roja y térmica- se están usando además para identificar diferentes características en los cultivos. Los investigadores han creado una base de datos que, por ejemplo, reconoce tipos de hierbas, presencia de enfermedades, niveles de estrés en las plantas, daño en el cultivo, y rendimiento potencial de las plantaciones. 

Identificar hierbas, su densidad y precisar su ubicación en un campo podría, con un rociador programado con GPS, resultar en rociado localizado y grandes ahorros en costos químicos. De forma similar, identificando contenido de clorofila en los cultivos se podría realizar la aplicación más precisa de fertilizante de nitrógeno. 

Días atrás se conoció la noticia del proyecto “EyeSpot”, desarrollado por la Universidad de Reading (Inglaterra), que consiste en un robot que aplica de forma precisa los herbicidas en los cultivos, reduciendo su uso hasta en un 95%. Según los responsables de esta innovación, de esta manera se puede garantizar el uso de los herbicidas en las hierbas, no en el cultivo ni en el suelo.  

Por su parte, los criadores de ganado también están utilizando tecnología avanzada y robots. De hecho, cada día son más las vacas que son ordeñadas por robots estacionarios. Después de un breve entrenamiento, las vacas aprenden a mantenerse paradas sobre la máquina ordeñadora. Se les incita a hacerlo con el prospecto de que sus ubres sean aliviadas de la leche, así como con el delicioso alimento concentrado que se les ofrece de un dispensador automático. 

Una vez que están en posición, los robots utilizan sensores electrónicos para localizar las ubres, encajar los dispositivos y ordeñar a la vaca. Mientras, una computadora reconoce a la vaca gracias a un transpondedor fijado en su cuello, registra la cantidad de leche que da y dispone una cantidad de comida apropiada a su rendimiento. También sabe reconocer a una vaca codiciosa que quiera presentarse muy seguido.  

Traducido de: www.heraldcotland.com

Original en inglés:

http://www.heraldscotland.com/business/14959986.Rise_of_the_robots_is_bringing_huge_benefits_to_farming/


Comentarios:
Etiquetas: