09 DE NOVIEMBRE 2017 | 08:51 POR: Agraria.pe Redacción

Un ejemplo empresarial a tener en cuenta

Grupo Palmas crea empleo y oportunidades para más de 6 mil trabajadores de San Martín y Loreto

Image

La agroindustrial se dedica al cultivo de la palma aceitera y cacao y alberga en sus instalaciones a 4,500 colaboradores en una suerte de ciudad. 

(Agraria.pe) Lograr gestionar el talento de una empresa de más de 6.000 trabajadores, 80% de ellos ubicados en las ciudades de Tocache y Yurimaguas (en las regiones de San Martín y Loreto), no ha sido una tarea fácil. Sin embargo, sus 38 años en el mercado han hecho que el Grupo Palmas ―compañía agroindustrial dedicada al cultivo de la palma aceitera y cacao― entienda a la perfección la cultura y las necesidades de sus trabajadores, quienes incluso habitan dentro de sus operaciones agrícolas e industriales. “Cerca de 4.500 colaboradores viven en los lugares donde se realizan las operaciones y esto hace que tengamos que administrar una especie de ciudad. El desafío es entenderlos culturalmente y darles las mejores condiciones. Y así lo hemos hecho. Incluso, hay generaciones de familias que se quedan a laborar con nosotros”, señala Freddy Gasco, gerente central de Recursos Humanos del Grupo Palmas. 

El Grupo Palmas ―que es parte del Grupo Romero― posee alrededor de 26.000 hectáreas de palma y 1.200 hectáreas de cacao en el oriente peruano. En cada uno de estos espacios trabajan los colaboradores dedicados al sector agrícola y al industrial. Ambos grupos tienen necesidades diferentes y, por ello, desde los beneficios y hasta los procesos de selección, son distintos. Mientras que los colaboradores del sector agrícola son seleccionados de acuerdo con las necesidades específicas relacionadas con la producción, trabajando por cortos periodos de tiempo; los colaboradores del sector industrial son reclutados a partir de perfiles de requerimientos más técnicos, a los que se les ofrecen, además de todos los beneficios de ley y su remuneración, las oportunidades de desarrollarse profesionalmente, en busca de fidelizar al colaborador.

Beneficios para trabajadores
A pesar de que los procesos de reclutamiento son distintos para trabajadores del sector industrial y el agrícola, lo que siempre se mantiene vigente son los beneficios. Subvencionan la alimentación de los colaboradores, ofrecen alojamientos seguros y saludables en el interior de las plantaciones ―en campamentos que cuentan con dormitorios, comedores, servicios higiénicos, duchas, estacionamiento de bicicletas, servicio de cocina y limpieza permanente, TV por cable, reproductores DVD, juegos de mesa y canchas de fútbol y vóley―; además, promueven la atención permanente y gratuita del departamento médico de las empresas y otorgan asignaciones de pago por escolaridad, así como préstamos vacacionales y extraordinarios. 

Otros beneficios apuntan a la integración de los trabajadores y sus familiares para fomentar la unión y cooperación, como programas sociales con la familia, visitas guiadas a la planta, campeonatos deportivos durante todo el año, entre otros. “Lo que cada colaborador percibe al llegar a trabajar al Grupo Palmas es que tenemos distintos tipos de negocio. Pueden tener diferentes desarrollos de aprendizaje. Además, los capacitamos, les damos la oportunidad de que viajen a compañías de nuestro mismo rubro en el extranjero y que compartan experiencias”, recalca Gasco. 

El Grupo Palmas invierte el 10% de su presupuesto anual en la capacitación de sus colaboradores, en cursos para el desarrollo de habilidades técnicas a través de convenios con universidades, en visitas técnicas a compañías similares del extranjero para que observen los procesos y también en cursos que les permitan desarrollar sus habilidades blandas.

Potenciando talentos
Uno de los principales ejes en la gestión de talento del Grupo Palmas es potenciar a sus colaboradores. Para ello, tienen un Comité de Recursos Humanos, el cual se encarga de identificarlo a través del cumplimiento de metas determinadas y el desarrollo de habilidades blandas. “Una vez que identificamos a los talentos, establecemos planes de desarrollo para estas personas y las acompañamos en el proceso para que asuman más responsabilidades en la empresa”, señala Gasco.

Un caso emblemático es el de José Bardales. Él llegó a esta organización como practicante hace 14 años, luego pasó a ser ingeniero de campo, después fue jefe de sector y jefe agronómico adjunto, y ahora es el jefe agronómico y tiene a su cargo 13.000 hectáreas, donde operan cerca de 2.000 trabajadores. 

Sin duda, el reconocimiento del talento y el  acompañamiento en su desarrollo profesional son cualidades muy valoradas por los millennials (48% de los colaboradores), quienes son monitoreados constantemente y a los que se les asigna proyectos diversos para que potencien sus habilidades. 

Otro de los aspectos que tiene en cuenta esta compañía con los millennials es el de incluirlos en todos los proyectos de la organización y así darles la oportunidad de que tengan mucha exposición. 

Respecto del rol del líder, el Grupo Palmas ha evolucionado en diferentes instancias y desde hace años trabaja mucho con sus líderes, quienes tienen la labor de empoderar a su equipo, pues solo así pueden sacar lo mejor de cada uno. “Nuestra manera de motivar a cada líder no es solo ofrecerle un sistema de remuneración variable, es decir un sueldo fijo y bonificaciones de acuerdo con el cumplimiento de metas, sino también brindarle programas de entrenamiento para que desarrolle mucho más sus habilidades de liderazgo. También le brindamos capacitaciones específicas, que son parte del modelo de desarrollo de la compañía”, señala el ejecutivo.

La evaluación de cada líder se realiza a partir de exámenes de desempeño y también cuentan con una herramienta muy potente llamada “Impulsa” ―que es utilizada en el Grupo Romero― con la que se desarrollan las habilidades blandas de cada uno de los líderes.

Empresa sostenible
Otro de los pilares de la gestión del talento del Grupo Palmas es su compromiso de ser una empresa sostenible. Esto lo han logrado debido a que tienen un área que se encarga de difundir la política de sostenibilidad constantemente y porque también están certificados por dos organizaciones importantes que los acompañan en este proceso, TFT y RSPO, las cuales garantizan que esta empresa cumpla con una serie de principios enfocados a la sostenibilidad. “Nuestros colaboradores saben desde un primer momento que trabajamos cuidando el medio ambiente y mejoramos la calidad de vida y bienestar de la comunidad donde operamos”, señala Gasco.

Para lograr que esta organización sea sostenible, ha sido fundamental que el Grupo Palmas enfoque su política de gestión en la innovación. De esta manera, tienen un área de Innovación, encargada de buscar soluciones, proponer productos y desarrollar alternativas para incursionar en nuevos negocios en los que respeten el medioambiente y las comunidades.

Fuente: aptitus.com


Comentarios:
Etiquetas: