Agraria.pe | Cacaoteros del VRAEM logran incrementar su productividad de 500 a 1.000 kilos por hectárea con proyecto integral
20 DE MARZO 2017 | 13:29 POR: Edwin Ramos

Historias de crecimiento

Cacaoteros del VRAEM logran incrementar su productividad de 500 a 1.000 kilos por hectárea con proyecto integral

Image

Lutheran World Relief y Sumaqao se aliaron e iniciaron hace tres años una labor de capacitación con 800 productores de esta zona del país que ha dado resultados notables. Sumaqao se ha posicionado como líder nacional en la exportación del grano. 

(Agraria.pe) Hace tres años se inició para varias familias cacaoteras de la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) una nueva historia. En una región estigmatizada por los cultivos ilícitos, apostar por la capacitación y el crecimiento de una industria en ciernes como la cacaotera era audaz, sin embargo, alguien lo hizo y ha conseguido resultados notables, tanto económicos como sociales.

Es la historia de la ONG estadounidense Lutheran World Relief (LWR), que escogió esta región para desarrollar el programa “Desarrollo de la cadena de valor del cacao en el VRAEM”. Jorge Huapaya, director del Programa Perú de la institución, apunta que los objetivos principales son que los productores reciban asistencia técnica y capacitación, con lo que han logrado elevar sus rendimientos, rentabilidad, y constituir una alternativa de ingresos y un proyecto de vida dentro de la ley.  

“Lo que nos convenció de trabajar en el VRAEM es que nadie quiere ir a la zona, es un lugar estigmatizado, en donde las organizaciones, no solo la cooperación internacional, sino las públicas y privadas, tienen temor de realizar actividades; pero queremos demostrar que es posible trabajar en el VRAEM, que es una zona de extraordinaria potencialidad productiva, económica, y con un futuro que no tiene que ser necesariamente el de los cultivos ilícitos”, explica. 

Alianza con Sumaqao
En esta misión, LWR encontró un valioso aliado, la empresa exportadora Sumaqao, con la cual esbozaron el proyecto para apoyar a los agricultores de manera integral en el manejo de sus fincas y el negocio.  De esta manera, Sumaqao provee asistencia técnica, capacitación, insumos y certificación a los productores. ¿Qué obtiene como ganancia? Cacao de mayor calidad y en mayor cantidad para exportar. Y los resultados han sido notables.

“Cuando la empresa empezó a trabajar en el VRAEM era una organización relativamente pequeña, y ya para el 2015 se convirtió en la mayor exportadora de grano de cacao de todo el Perú. En tres años se posicionó como número uno de exportación. Le ha ido muy bien, y así se ha ganado además la fidelidad de los productores. Es un modelo de alianza estratégica ganar-ganar, que queremos replicar en todo el país y con otros productos”, destaca Huapaya. 

Con esta labor, LWR y Sumaqao han impactado positivamente en la vida de 800 productores de forma directa y 3.000 de manera indirecta, todos distribuidos en 9 de los 50 distritos del VRAEM. El éxito ha sido tal, que hoy hace falta mano de obra en la zona para realizar el trabajo, a diferencia del escenario que se encontró hace tres años al iniciar el proyecto. 

Sobre el aspecto de la productividad, el vocero refiere que con enseñanzas básicas de buenas prácticas agrícolas los resultados son milagrosos, pues las condiciones en que se manejaban los cultivos eran muy precarias. Con estos conocimientos sencillos, como la aplicación de podas, la productividad, que estaba en 500 kilos por hectárea, ha llegado a un promedio de 1.000 kilos por hectárea, aunque el objetivo es llegar a los 2.000. 




Comentarios:
Etiquetas:  cacao