09 DE NOVIEMBRE 2017 | 08:41 POR: Edwin Ramos

Sostuvo Noemí Mejía, vocera comercial de la empresa

AICASA espera recuperación del sector caficultor y de colorantes naturales para expandir sus mercados

Image

Productores de la selva central y selva baja fueron afectados por plagas y bajos precios, a pesar de lo cual la empresa ha mantenido sus exportaciones, principalmente a Estados Unidos y Japón. 

(Agraria.pe) Con más de 50 años en el mercado, Aicasa confía en que el año terminará bien para sus dos productos principales de exportación, el café y los colorantes naturales.

Noemí Mejía, representante comercial de la empresa, resaltó en ese sentido el trabajo que realizan con los productores cafetaleros de la selva central y selva sur –donde cuentan con dos centros de acopio-, a quienes ofrecen asistencia directa (especialmente de las zonas de Satipo, Pangoa y Pichanaki). 

Esta producción (consistente en café grano verde y café tostado) se coloca principalmente en los mercados de Estados Unidos y Japón, los dos más importantes para la organización y a donde llegan bajo la marca “Oro Verde”; aunque también tienen relevancia mercados europeos como Italia. 

Como complemento de este trabajo, Aicasa cuenta ahora con dos cafeterías –“Aica Café”-: una en el distrito limeño de San Luis y otra en la localidad cusqueña de Quillabamaba.

Sin embargo, el objetivo también es tener una mayor participación en el mercado local a través de programas de degustación de café para que el consumidor migre desde los productos solubles importados a uno nacional que es de mayor calidad. El incremento del consumo ayudaría –estima la vocera- a reflotar el sector que fue muy golpeado por la plaga de la roya en años pasados y que ocasionó una importante reducción en el volumen de producción.

Colorantes naturales
El otro brazo comercial de la empresa es Aica Colors, que se dedica a la exportación de colorantes naturales como el achiote y la cúrcuma, que también se producen en las regiones de selva central y sur.

En este rubro, la empresa se encuentra trabajando desde hace 16 años, destinando casi el total de la producción al extranjero. 

Sin embargo, señaló Noemí Mejía, el gran problema para el crecimiento del sector es la poca producción en las zonas de Junín y Cusco, por lo que el negocio encuentra una limitación para extenderse hacia más mercados. 


Comentarios:
Etiquetas:  cafe